Imprimir

Un potencial peligro amenaza a los conductores de vehículos que diariamente transitan por el viaducto La Farola: muchos registros del alcantarillado han sido desprovisto de sus rejillas metálicas por personas inescrupulosas.
Sólo en la senda derecha, cuando se viaja desde el municipio de Imias hacia Baracoa, han desaparecido 51 de esas tapas en el tramo comprendido entre La Guásima y algo más allá del Alto de Cotilla.
La situación preocupa a conductores y pasajeros pues los referidos registros, de aproximadamente un metro de largo, ancho y profundidad, están ubicados muy cerca del área de rodamiento de los carros. Mientras tanto los malhechores duermen tranquilos.

Desenfoque 9-10-2015 dentro