armas nucleares

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, firmó hoy el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, durante la ceremonia de apertura de la incorporación al instrumento multilateral.

La isla y otros 40 Estados suscribieron la iniciativa adoptada el pasado 7 de julio, que establece la prohibición del  desarrollo, prueba, producción, adquisición, posesión, almacenamiento y transferencia, así como la amenaza de uso de los letales artefactos, considerados un grave peligro para la supervivencia humana.

El acuerdo recoge la obligación de asistir a las víctimas y de atender los daños ambientales derivados de los ensayos con las armas nucleares, y deja abierta la posibilidad de que los llamados Estados poseedores se incorporen al tratado, tras cumplir los requisitos fijados en el mismo.

En una nota de prensa circulada aquí, Cuba aseguró que la firma del instrumento constituye un paso de avance fundamental hacia el desarme nuclear, que contribuirá de forma significativa a alcanzar un mundo libre de armas nucleares.

La mayor de las Antillas ratificó su compromiso con el objetivo de liberar a la especie humana del peligro que en la actualidad representa la existencia de 15 mil de esos medios de exterminio, unos mil 800 de ellos listos para su uso.

Con este Tratado, la comunidad internacional dejó claramente establecido que las armas nucleares no son solo inhumanas, inmorales y éticamente indefendibles; sino también ilegales, subrayó.

Antes de declarar abierta a la firma la convención, el secretario general de la ONU, António Guterres, la calificó de histórica, y reconoció a los países que la promovieron y apoyaron, así como a la sociedad civil.

La iniciativa, el primer instrumento multilateral de desarme logrado en las últimas dos décadas, entrará en vigor 90 días después de su ratificación por 50 Estados.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS