fernando-gonzález-en-MadridFernando González Llort en Madrid. Foto: Embajada de Cuba en España.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Mi primera palabra es: ¡Gracias!, que dirijo a todos los que desde aquí en España nos dieron aliento durante mis 15 años en prisión; a los miles de mujeres y hombres que en España encontraron en la injusticia contra mis cuatro hermanos y contra mí, una causa por la cual luchar” declaró Fernando González Llort, luchador antiterrorista cubano justo a su llegada pasado el mediodía de hoy, al aeropuerto de Madrid-Barajas “Adolfo Suárez” donde fue recibido por el Embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez Enríquez.

“Y ahora, les pido humildemente, continuar esa lucha, porque no soy libre mientras mis hermanos, Gerardo, Antonio y Ramón, permanezcan encadenados”, añadió Fernando. “Apelo al sentimiento de justicia de los españoles para que no permitan que nuestro hermano Gerardo, un hombre noble, muera en una cárcel de los EEUU; para que Antonio reencuentre a su bella madre y a su familia, para que Ramón regrese a su esposa e hijas”.

Fernando González LLort, Vicepresidente del Instituto de Amistad con los Pueblos, rápidamente se dirigió a una entrevista pactada con la agencia de noticias EFE, donde explicará los motivos de su visita y detalles del proceso de los cinco ciudadanos cubanos que fueron encarcelados hace 16 años en los EEUU, tres de los cuales aún purgan largas condenas.

“Ha pasado mucho tiempo. La hora de la libertad de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino es ahora. Nunca debimos guardar prisión y ya lo hemos hecho por 16 años. Pido detener esta injusticia ya”, concluyó Fernando sus primeras declaraciones en territorio español.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar