fernando2 3024288Cuando salió, ya estaba tendida la emboscada. Eran niños, pero muchos y vehementes, que hacían una cadena humana que envolvió sin remedio la mediana estatura de aquel hombre que –sin miramientos a poses oficiales, en pleno bulevar de Guantánamo- se entregó al abrazo de la muchedumbre y les prestó oídos, les hizo sentir su voz y, con sus manos, sosteniendo ora un bolígrafo, antes un lápiz desgastado, escribía su nombre en las libretas de rayas escolares: Fernando González.

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Danza guantanamera hasta la Médula

1medula boulevar9 1medula boulevar81medula boulevar

Ni las frías temperaturas contienen a este grupo de jóvenes bailarines guantanameros. Los muchachos de Médula atraparon con su magia y fuerza escénica a entendidos, asiduos transeúntes y hasta los que por curiosidad transitaron durante la jornada matutina por el boulevard de la urbe del Guaso.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar