fernando-altagracia

Desde la más profunda tristeza hoy digo que nunca he estado más orgulloso de haber sido un soldado de Fidel Castro en Angola y en Estados Unidos, afirmó aquí con voz quebrada el luchador antiterrorista Fernando González, Héroe de la República de Cuba.

 

Estoy seguro que expreso el sentimiento de mis cuatro hermanos (los llamados Cinco antiterroristas) de que seguiremos siendo soldados de Fidel toda nuestra vida, agregó el vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) al intervenir en la jornada de apertura del XV Encuentro Nacional de Solidaridad con la isla, que fue bautizada por unanimidad como 'Fidel vive'.

Tras señalar que lamentaba profundamente estar experimentando esta tristeza lejos de su tierra, subrayó que si algo le reconforta y calma el deseo intenso de subirse en un avión y regresar para acompañar a su pueblo es la compañía de ustedes, dijo, de estos grandes amigos de Cuba demostrado por años.

Muchos nos preguntan las razones de nuestra resistencia y la confianza que teníamos en la victoria, les puedo contestar que nunca conocí a Fidel personalmente hasta mi regreso de la prisión (2014) pero siempre tuvimos la confianza absoluta en ese hombre que nos guió a la victoria, que supo garantizar la resistencia de nuestro pueblo, manifestó.

La misma confianza con que defenderemos las ideas que ha continuado Raúl Castro, que son las mismas ideas de Fidel, las ideas de pueblo cubano que hoy trata de perfeccionar nuestro socialismo, ese que nos ha garantizado lograr la independencia, subrayó el héroe cubano.

González manifestó a los presentes que hoy la mejor manera de rendir homenaje a ese gigante de la política, de la inteligencia y la moral, es tener el encuentro de solidaridad más exitoso que hayamos conocido entre todos los que se han realizado aquí y que el ejemplo de lucha, de resistencia de confianza en la victoria sea el espíritu que prime. En la apertura se conoció la propuesta del diputado porteño del Frente para la Victoria Carlos Tomada de otorgar la distinción de Ciudadano Ilustre de la ciudad de Buenos Aires al luchador antiterrorista.