Fidel 1Después de conocerse la noticia de la desaparición física del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, de inmediato, a nuestra redacción llegó el sentir del pueblo sobre ese sensible hecho, mediante cartas, poemas, dibujos y caricaturas, una selección de las cuales a continuación reproducimos

Me niego a recordarte, Comandante

Me niego a recordarte, Comandante, porque si te recuerdo tengo que reconocer que ya pasaste, que ya no estás, y tendría que ver solo la obra que hiciste y no la obra que todavía haces.

Me niego a recordarte, porque siempre estás en presente y no en pasado, aunque parezca que te vas, no te vas, siempre vienes y siempre estás, y porque si lo hago tendría que ver en pasado tu hazaña en el Moncada, y en el Granma, y en la Sierra, y en el triunfo de 1959, y eso es presente.

Me niego a recordarte,porque no te he olvidado en las Tribunas Abiertas, junto a todos, reclamando a nuestro niño Elián González y a nuestros Cinco Héroes, y en numerosos foros internacionales defendiendo no solo los intereses de Cuba, sino los de todos los desposeídos del mundo.

Me niego a recordarte, porque tengo siempre al día tu paso por Puriales de Caujerí, por Playita de Cajobabo aquella noche memorable de abril de 1995, cuando alzando la bandera heroica, miraste al mar y como si lo tocaras, honraste al Apóstol en el centenario de su arribo a la Patria.

Me niego a recordarte, Comandante, para tenerte aquí, firme, paternal, digno, orientador, consejero, como en las graduaciones del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech y en las despedidas del Destacamento Pedagógico Internacionalista Ernesto Che Guevara. al partir hacia la hermana Angola.

Me niego a recordarte, porque recorres cada minuto mi tierra guantanamera repartiendo optimismo, emanando futuro, reconociendo triunfos, y cabalgas, como diestro jinete, guiando nuestros pasos, felicitándonos en nuestra Plaza de la Revolución, honrando a la madre de los héroes, y porque en cada niño que ríe, en cada triunfo en el deporte, en la cultura, en las ciencias, en cada obra de la Revolución y en la vida de cada cubano, te veo gallardo, victorioso, ejemplar.

Me niego a recordarte, porque cuando la naturaleza decidió que no estuvieras, estás más, y recorres toda Cuba, no en el éter, sino en el corazón de tu pueblo, y fertilizas, con tus cenizas, el eterno amor que te tenemos, por eso sigues invicto y no tengo que recordarte.

Me niego a recordarte, Comandante, porque se recuerda a los hombres que hacen la historia, y tú, Comandante, no eres solo un hombre, también eres ideas, y las ideas no se recuerdan, se siguen, y me niego, porque tú siempre estás en nosotros.

MSc. Wilfredo Carbonell Limonta y DrC. Silvia Miriam Morgan Scott, profesores de la Universidad de Guantánamo

 

Gallardo rebelde

De una familia encumbrada

nació este gallardo rebelde

quien sin temor en su frente

quiso igualar el camino,

para cambiar el destino

de todos los mambises ausentes.

A la Universidad fuiste

con las ideas en embrión.

Mella fue el eslabón

que lideró tu destino

y así te abriste camino

en esta Revolución.

En tu corazón de gigante

se encierra toda nuestra historia.

Eres paz y eres gloria,

al iluminar nuestro destino,

que nos servirá de abrigo

en estas victorias ganadas.

Siempre habrá muchas razones

para mantenerte vivo.

Eres nuestro Comandante

en 90 batallas y más invicto.

Silvia Vicente Moulín, jubilada de la Dirección provincial de Educación

dibujo amanda

Dibujo de Amanda Maray Torres Fernández, pionera de cuarto grado en el seminternado Águedo Morales Reyna

 

¡Hasta siempre, Comandante!

Se ha marchado el Comandante,

nuestro mayor tesoro

que vistió a Cuba de oro

por sus principios brillantes.

Qué pueblo del hemisferio

no ha sentido este dolor

de tristeza y fervor

lleno de amor solidario.

Cada revolucionario

obrero y campesino

seguiremos el camino

de este hombre legendario.

La juventud que formaste

será la continuadora

valiente y defensora

de la obra que dejaste.

¡Hasta siempre, Comandante!

nunca te olvidaremos

y felices viviremos

en tu pueblo de gigantes.

Juan Francisco Castillo Carbó, vecino del reparto Caribe

 

¿Quién es Fidel?

Fidel es Revolución, Comandante, visionario, pensador, estadista, mentor, científico, deportista, amigo, hermano, padre, guerrillero, combatiente, altruista, sacrificio, ejemplo, libertad, consagración, guía, emancipación, lealtad, patriotismo, humildad, abnegación, coraje, tenacidad, internacionalismo, heroísmo, esperanza, compañerismo, sacrificio, resistencia, honradez, voluntad y sueño. Fidel es Cuba.

Vladimir Bosch Palacios, trabajador de la Dirección provincial del Banco Popular de Ahorro

 

Yo tallo mi diamante

Tengo un diamante que brilla,
con reflejos luminosos,
si lo cuidas te sonríe
mi diamante es muy hermoso.

No pide nada difícil,
no exige lo extraordinario,
solo que estudies y seas culto
que seas REVOLUCIONARIO.

Mi diamante es baluarte
de sabiduría y cultura,
por eso el mundo lo admira
y le sigue con premura.

Es símbolo entre tantos,
es figura universal
por EL es que disfrutamos
del programa audiovisual

Para que seamos cultos
nos envío computación
y el Editorial Libertad.
Esto sí es REVOLUCION.

Ya sabes de quién te hablo
pues no tengo otro diamante
seguro lo adivinaste,
''EL ES NUESTRO COMANDANTE".

Aliuska López Frómeta, trabajadora de la empresa de Telecomunicaciones Etecsa Guantánamo, Ejecutivo del CAT.

fidel homenaje caricatura

fidel homenaje caricatura2

 Caricaturas de Ibrahím, en tira

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar