Imprimir

narciso medina bailarin

Narciso Medina, reconocido bailarín, coreógrafo y profesor cubano, se encuentra en la ciudad de Guantánamo como parte de un intercambio académico con las compañías profesionales del territorio y la escuela de danza Alfredo Velázquez Carcacés.

El cronograma a seguir por Narciso, alterna entre talleres técnicos en las sedes del Ballet Folklórico Babul y de Danza Fragmentada, así como encuentros con los bailarines Danza Libre, y una presentación en el Teatro Guaso, para luego incorporarse a la temporada 24 de Babul, que se desarrolla entre hoy y el 18 de noviembre.

 

Durante la actuación en el teatro presentó la obra El Nido, versión de una leyenda japonesa que aborda la lucha de un ave en su nido por la vida, como representación simbólica del hombre, la individualidad, la búsqueda constante por alcanzar los sueños, el lugar del ser humano en el espacio, el universo… La pieza forma parte de los estrenos de 2018 del maestro y tuvo una duración de 30 a 35 minutos, como interpretación unipersonal.

 

Narciso Medina, inició su carrera en la compañía Danza Contemporánea de Cuba, como primer bailarín y coreógrafo, lo cual le sirvió de base premonitoria para los éxitos ha alcanzado a lo largo de su prominente vida artística, cuyo primer triunfo internacional hace 30 años se registra en el Concurso Internacional de Danza, donde el jurado le confirió el gran premio a Metamorfosis.

 

La obra, que forma parte del repertorio clásico de la Compañía Guantanamera Danza Libre fue considerada por años su obra maestra, aunque muchas creaciones de Medina merecen tal apelativo en Cuba, Europa y en varias provincias de Japón, donde se ha presentado. Así lo demostró en la dirección del espectáculo “Habana Tropical: 1920-2018”, dedicado a conmemorar el 120 aniversario de la presencia japonesa en la Isla.