angel herreraTenor Ángel Rafael Herrera Rodríguez. Foto: del autor

Ángel Rafael Herrera Rodríguez (Holguín, 1968) celebra en Guantánamo sus primeros 25 años de vida artística. El tenor ha situado aquí plaza también como cantante de música popular, tras haber fundado el grupo lírico Alberto Dávalos, y mantener activo, junto a la pianista Teresa Manzanares Serret, el dúo concertista Fratelli.

De sus exigentes propuestas como vocalista lírico, a la vez que intérprete de divulgadas baladas, fue muestra el concierto que ofreció en la sala Antonia Luisa Cabal (Tusi), de esta ciudad, que, además de Fratelli, incluyó al pianista René Méndez en las piezas populares, ante un público tan reducido como interesado, atento y complacido.

El cuarto de siglo transcurrido desde que se integró como cantante al Orfeón de Holguín, su formación como intérprete en el Teatro Lírico Rodrigo Prats, de esa ciudad, y el Instituto Superior de Arte, y la formación de Fratelli, en 2003, son pautas en la vida artística de este miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

“Mucho agradecimiento tengo en especial para Teresa, por el trabajo realizado junto a ella en estos últimos 12 años. Desde nuestro estreno como dúo concertista de voz y piano, hace más de una década, en el capítulo holguinero de la Feria Internacional del Libro, ha sido un puntal para las actuaciones en exigentes escenarios y en el acrecentamiento y perfeccionamiento del repertorio.

“Juntos hemos actuado en diferentes ediciones de las Romerías de Mayo y Fiestas Iberoamericanas, en la sala Dolores, de Santiago de Cuba, con la Orquesta Sinfónica de Oriente, en el teatro Amadeo Roldán, de la capital del país, en un festival de arte lírico auspiciado por la embajada rusa, así como en eventos auspiciados por la Uneac y el Centro de la Música, en Guantánamo, entre otros.

“También han contribuido a nuestra superación conjunta los conciertos y clases magistrales en los conservatorios José White, de Camagüey, Esteban Salas, de Santiago de Cuba, y la filial del Isa en la primera de esas provincias.”

La precisión y proyección técnicas en cada una de las selectas piezas propuestas por los artistas, tanto desde las teclas, como en los matices de la voz, destacaron en el concierto conmemorativo de la Sala Tusi, a la vez que la voluntad didáctica expuesta por el tenor, al ofrecer datos de forma y contenido de creaciones emblemáticas del canto lírico interpretadas en la ocasión, en italiano, portugués y otras lenguas, como fueron escritas por sus autores. Raro y exclusivo ofrecimiento en el contexto provincial.

“Lograr este resultado con más de una quincena de piezas es fruto de mucho esfuerzo individual y del dúo, en la conformación del repertorio, su aprendizaje, su ensayo, razones de más de gratitud a Teresa, quien tiene también amplio conocimiento y experiencia como integrante del dúo Sonus, con el flautista Áxel Rodríguez, en música contemporánea y antigua, entre otros de sus méritos artísticos.

“Con Serenata, de P. Moscagni, Non T´amo piu y L´Última Canzone, de F. P. Tosti, así como Fenesta che Lucive, de V. Bellini, ofrecimos una muestra representativa del estilo llamado verismo, a la vez que incluimos Ochi di Fata, de L. Denza, Nebbie, de O. Respighi y Mattinata, de R. Leoncavallo.

“Clásicos imprescindibles de la ópera (como el Intermezzo, de La traviata, de G. Verdi, al piano), otros fragmentos, y del repertorio del canto lírico que ofrecimos son Vesta la Giubba, de R. Leoncavallo, La Danza, de G.Rossini, y La Rosa y el Sauce, del argentino C. Guastavino, que dediqué especialmente a la memoria de Tusi Cabal, a cuya maestría y ayuda agradezco siempre.

“Del español J. Rodrigo, En Aranjuez con tu Amor, de E. Halffter, Fado, de R. Falvo, Dicintencello vuie!, y de F. M. Torroba, Romanza de Rafael completaron la parte lírica; con una breve oferta de canciones populares (Perla Marina, de S. Garay, Llorar por Dentro, de F. Céspedes, y Por Debajo de la Mesa, popularizada por Luis Miguel), acompañado al piano por René Méndez, con quien me presento habitualmente los sábado en el café cantante América, de esta ciudad.”

Aunque ese concierto cumpleañero por los años de labor artística ofreció calidad en su propuesta, de acuerdo con el consenso de los asistentes avalado por sus asentimientos y aplausos, pudo tener mayor lucidez en el reconocimiento y la promoción. De cualquier modo, Ángel agradeció a los organizadores del Centro provincial de la Música Luis Martínez Griñán (Lilí).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar