el camino de la estrategiaLa resistencia es parte de la cotidianidad en la identidad de los pobladores de Caimanera. Fotos: Cortesía de los artistas

Una exposición que denuncia el impacto en la población de Caimanera de la Base naval norteamericana ilegítimamente establecida hace más de cien años en la Bahía de Guantánamo, presentan desde ayer en la Universidad de Brown (Rhode Island, Estados Unidos) los artistas visuales guantanameros Alexander Beatón Galano y Pedro Frank Gutiérrez Torres.

El Camino de la Estrategia se titula el proyecto invitado por primera vez al evento académico estadounidense Guantánamo Public Memory Project, acerca de la presencia militar norteña en territorio cubano. Auspicia su presentación, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, que lo expuso en su galería Villa Manuela, en la capital del país, tras ganar la Beca de Creación Jorge Rigol, de esa organización en Guantánamo, en 2009.

Según sus autores, en el recinto del Brown University Granoff Center se exhibe “un homenaje a los sueños caídos en combate por imaginar la vida” que “cuenta una historia desde las consecuencias que genera la existencia de una Base Naval norteamericana en este contexto”, donde 118,6 kilómetros cuadrados del territorio cubano de Caimanera están ocupados a la fuerza por la instalación militar extranjera.

Conformada por instalaciones, fotografías y audiovisuales, la exhibición incluye parte de las piezas que conforman el proyecto donde el artista de la plástica Beatón y el realizador de audiovisuales Gutiérrez, testimonian con elementos materiales, orales y visuales, dimensiones de la cultura en un espacio físico donde la identidad está marcada por la circunstancia de la presencia del ilegal enclave.

Los elementos expuestos discursan acerca de la estrategia de vida de un grupo humano asentado en un contexto peculiar donde la resistencia es parte indisoluble de la cotidianidad, según el crítico de arte Jorge Núñez Motes, pues “esta singular frontera es, sin duda, una zona de tensiones identitarias e implica para sus habitantes una perenne vigilia de la conciencia”.

Materiales tradicionales de la cotidianidad caimanerense como las redes de pesca, la sal marina, la madera y el acero, entre otros, junto a libros-objeto sellados que simbolizan temas ocultos a la publicidad, sirven a los artistas para recrear elementos como muelles de pescadores, garitas de vigilancia fronteriza y otros propios del contexto.

elcamino de la estrategia garitaUna de las piezas del proyecto representa una garita de vigilancia fronteriza. Fotos: Cortesía de los artistas.

La propuesta, de acuerdo con una reseña periodística en ocasión de su exhibición en La Habana, puede resultar muy provocadora para los espectadores, desconocedores, en su mayoría, de los códigos de vida de los pobladores de Caimanera, de sus historias y de cuán determinadas están por ese territorio colindante y a la vez tan lejano.

Al respecto, los autores declaran que “el proyecto intenta invadir con la mirada del arte territorios culturales (familia, oficios, vida cotidiana, costumbres, desarrollo económico) ilegalmente ocupados por la anomia, el silencio y la distancia. Se coloca al espectador frente a un campo minado de interrogantes que discursan sobre los conceptos de compromiso, actitud y pensamiento”.

La obra del artista visual Alexander Beatón Galano (Guantánamo, 1968) se ha expuesto tanto en Cuba como en el extranjero, ha obtenido diversos reconocimientos en la provincia y en el país, mientras Pedro Frank Gutiérrez Torres (Camagüey, 1966), director de programas de televisión y video, ha mostrado sus trabajos a través de la programación local y nacional y participado en muestras internacionales, con premios a sus realizaciones, además de participar en la formación de personal del medio en Guantánamo y Venezuela.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar