Tumba20Francesa

Con una actuación en el anfiteatro de Guanabacoa, en la capital del país, comenzó ayer, la primera gira nacional de la Tumba Francesa La Pompadour Santa Catalina de Ricci, de Guantánamo, inscrita por la UNESCO en el Patrimonio Cultural Oral e Inmaterial de la Humanidad.

La música y el baile de la agrupación de raíz francohaitiana, fundada en 1885, también serán apreciadas hoy en Jovellanos, Matanzas, el sábado cuatro en el teatro Terry, de Cienfuegos, el domingo cinco en el teatro La Caridad, de Santa Clara, y el martes siete en la casa de cultura de la ciudad de Camagüey, según la programación dada a conocer.

Esta expedición promocional del original espectáculo tradicional patrimonial, con cantos en creole y español, toques de percusión y bailes únicos, de 45 minutos de duración, es auspiciado por el Instituto Cubano de la Música, cuyo Centro provincial Luis Martínez Griñán (Lilí) protege la entidad, cuya sede se ubica en el popular barrio de La Loma del Chivo.  

La expresión, que influyó en la creación de géneros músico danzarios cubanos, fusiona imitaciones de danzas cortesanas de los colonos franceses con el son de tambores de los esclavos de origen africano, emigrados al oriente cubano a consecuencia de la Revolución Haitiana, a partir de fines del siglo XVIII y principios del XIX.

Portadora de la Distinción por la Cultura Nacional, la Tumba Francesa de Guantánamo resume las más de una decena que existieron en el levante cubano, y actualmente se hallan también en las provincias orientales de Santiago de Cuba (La Caridad de Oriente) y Holguín (Bejuco de Sagua de Tánamo).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS