19 SC D8 Yarisbel GracialLos Leñadores de Las Tunas descansan este viernes en la Serie del Caribe de Béisbol aunque estarán bien pendientes del duelo entre Cardenales de Lara y Charros de Jalisco.

El equipo cubano apenas ha anotado cinco carreras en tres duelos.  La ofensiva cubana ha estado silenciada con un anémico promedio colectivo de 188.

Únicamente Yordanis Samón con average de 455 y Alfredo Despaigne (333) muestran buenos números. Peloteros de la talla de Yosvany Alarcón y Yurisbel Gracial han estado lejos de lo que se esperaba, al punto de que suman entre ambos un indiscutible en 20 veces al bate.

El enmascarado tunero no tiene imparables en la justa con cinco ponches en diez turnos. Se debe una gran Serie del Caribe porque batea de 33-3 en tres participaciones. Quizás Oscar Valdés mereció alguna oportunidad.

Si a eso le sumamos la escasa efectividad en momentos claves de juego, el resultado es la pobre producción ofensiva. Fabricar carreras es un arte en este tipo de béisbol.

Los Cardenales de Lara y los Charros de Jalisco construyeron a base de pura estrategia las carreras que les garantizaron las victorias frente a Cuba. Por poner un solo ejemplo: los Leñadores se sacrificaron en tres ocasiones en el juego ante los mexicanos, y nunca anotaron.

La dirección del equipo buscó variantes en el line up. Trazó estrategias con jugadas precisas pero si no se anotan carreras es imposible ganar.

Pablo Civil lo decía a la prensa. Se fallan pequeñas cosas que son imperdonables. ¿Cómo es posible que sea sorprendido en base un jugador tan experimentado como Yordanis Samón? ¿Resulta tan difícil conectar un fly de sacrificio cuando lo amerita el juego?

El pitcheo ha sido la otra cara de la moneda. Los lanzadores cubanos trabajan para una fenomenal efectividad de 0,96. Los dos primeros abridores solo permitieron una carrera sucia en 13 entradas con apenas seis hits.

Falló la tercera apertura pero los relevistas se encargaron de mantener bien cerca a su equipo en el marcador.

Excelentes las faenas de Fredy Asiel Álvarez, Lázaro Blanco y sobre todo de Vladimir García con dos buenos relevos. Esta vez los lanzadores tienen la nota más alta, y quedan exentos de cualquier culpa.

La defensa solo ha cometido par de errores, pero uno de ellos propició la carrera de la derrota en el segundo duelo, por lo que tampoco aprueba el examen.

La efectividad ha sido nula desde el punto de vista ofensivo. Sin dudas, esa es la principal causa del resultado. Muy poca leña en Panamá.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS