A un año del paso del desbastador huracán Matthew por la provincia de Guantánamo, el poblado Santa Marta, en el municipio Maisí, afectado también por los fuertes vientos huracanados que ocasionaron pérdidas materiales a gran escala, dispone hoy de una comunidad colorida, gracias al empeño de brigadas cubanas de apoyo y de la República Bolivariana de Venezuela, que devolvieron la alegría a los pobladores de allí.

Cubiertas de techo total y parcial, sustitución de puertas y ventanas y mejoramiento de la estructuras de las viviendas afectadas, fueron las principales acciones reconstructivas impulsadas por el proyecto venezolano con nombre Barrio Nuevo Tricolor.

Aires de alegría se respira en cada rincón del poblado Santa Marta, y crece un gesto de amor infinito para ambas revoluciones que convirtieron este sitio montañoso rico en la producción de café, en un lugar acogedor.

 DSC0139 DSC0143 DSC0151 DSC0154 DSC0156 DSC0158 DSC0215 DSC0223 DSC0265

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar