Imprimir

marti desembarco 3024288"Bajan del bote. Llueve grueso al arrancar. Rumbamos mal. Ideas diversas y revueltas en el bote. Más chubascos. El timón se pierde. Fijamos rumbo. Llevo el remo de proa. Salas rema seguido. Paquito Borrero y el General ayudan de popa. Nos ceñimos los revólveres. La luna asoma, roja, bajo una nube. Arribamos a una playa de piedras, la Playita al pie del Cajobabo, me quedo en el bote el último vaciándolo. Salto. Dicha grande".

Así reflejó el Apóstol cubano José Martí, en su Diario de Campaña, los instantes sublimes de arribar a la Patria querida el 11 de abril de 1895, cerca de las diez y treinta minutos de la noche, para impulsar la Guerra Necesaria iniciada el 24 de febrero, que él ayudara a gestar y organizar.

El Delegado del Partido Revolucionario Cubano desembarcó acompañado del Mayor General Máximo Gómez, los Generales Francisco Borrero y Ángel Guerra, el Coronel Marcos del Rosario y el Capitán César Salas.

Los expedicionarios habían salido de Montecristi el primero de abril a bordo de la goleta Brothers y después llegan a la isla de Gran Inagua, Bahamas, donde viven el percance de la traición de los marineros, hecho que les impide continuar viaje de inmediato.

La búsqueda de una nueva tripulación resulta inútil, por lo que deciden abordar el carguero alemán Nordstrand con destino a Cabo Haitiano.  El capitán del navío los acepta como pasajeros ocultos, todo esto gracias a que él mismo es simpatizante de la causa por la que luchaban los cubanos.

Después del desembarco, los revolucionarios se instalan en varios campamentos, entre ellos la cueva de Juan Ramírez, Vega Batea, Palmarito, Palenque y otros sitios de la región.

El l5 de abril, José Martí fue ascendido al grado de Mayor General del Ejército Libertador en el rancho de Tavera, donde recibió la primera bandera cubana bordada por Juana Pérez, esposa del General Pedro Agustín Pérez, el primer sublevado de Guantánamo contra el poder colonial español.

Al mismo tiempo, el General José Maceo le entregó el caballo Baconao, en el que Martí cabalgó hasta su caída en combate, en Dos Ríos, aquel fatídico 19 de mayo de 1895.

En tierras guantanameras el Delegado se transformó en el máximo jefe mambí y departió con muchos hombres y mujeres patriotas, quienes desde la montaña y el llano dieron el más fuerte impulso a la Revolución.

La llegada de los principales jefes de la clarinada contra España significó un gran estímulo para quienes en la manigua luchaban por la verdadera independencia de Cuba.

La Playita de Cajobabo es hoy un sitio sagrado de la Patria, que encierra muchos simbolismos. Allí el Generalísimo Máximo Gómez besó la arena al desembarcar, y el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz acudió en el año del Centenario con la bandera cubana en las manos, haciendo coincidir su presencia con el día y hora exacta de la llegada de los expedicionarios.

Por ello la fecha del 11 de abril de 1895 fue escogida por la Asamblea provincial del Poder Popular en Guantánamo, después de una amplia consulta con el pueblo, como el hecho más significativo de la historia local.

marti reconstruccion 302428Cada año la efeméride es conmemorada con actividades solemnes, históricas y culturales, que convierten al municipio de Imías y a todo el Alto Oriente cubano  en un gran hervidero de ideas, acciones y patriotismo.