hugo1

Las afirmaciones perdurables sirven también para hacer negaciones lúcidas. Al golpe de abanico que quebró el búcaro, en el célebre poema de Sully Prudhomme, un colega le encontró feliz empleo para negarlo en un reporte, al sustituirlo por la desidia como causa de la destrucción del guantanamero palacio de Creagh, nacido en los años 20 del siglo pasado y ya esfumado entre los cañaverales de Casiséis...

ariel soler

La existencia humana  es más rica que la imaginación y como alguna que otra anécdota o recuerdo pudo servir de fuente para los guiones de la clásica comedia La muerte de un burócrata o la taquillera Guantanamera… la historia que continúa pudiera inspirar y enriquecer la cinematografía cubana...

lilibet

En Guantánamo tenemos nuestro maleficio. Nuestro mal augurio de la mujer que un día vino a pedir ayuda a este pueblo y nadie le hizo caso porque estaban de fiesta, y lanzó su maldición. "Cada vez que haya parranda, vendrá con agua", dijo y así ha sido desde siempre, o desde entonces, si hacemos caso al cuento popular...

annaliet

Para muchas, la solución es el silencio. El miedo al qué dirán es más fuerte que el dolor en las heridas físicas. Lo que algunas ven imposible de soportar, para otras tantas es algo común, que como dicen en la calle, “pasa hasta en las mejores familias”...

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Danza guantanamera hasta la Médula

1medula boulevar9 1medula boulevar81medula boulevar

Ni las frías temperaturas contienen a este grupo de jóvenes bailarines guantanameros. Los muchachos de Médula atraparon con su magia y fuerza escénica a entendidos, asiduos transeúntes y hasta los que por curiosidad transitaron durante la jornada matutina por el boulevard de la urbe del Guaso.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar