lilibet

En Guantánamo tenemos nuestro maleficio. Nuestro mal augurio de la mujer que un día vino a pedir ayuda a este pueblo y nadie le hizo caso porque estaban de fiesta, y lanzó su maldición. "Cada vez que haya parranda, vendrá con agua", dijo y así ha sido desde siempre, o desde entonces, si hacemos caso al cuento popular...

annaliet

Para muchas, la solución es el silencio. El miedo al qué dirán es más fuerte que el dolor en las heridas físicas. Lo que algunas ven imposible de soportar, para otras tantas es algo común, que como dicen en la calle, “pasa hasta en las mejores familias”...

annaliet

La joven se subió en una de las últimas paradas que cubre la casi siempre abarrotada guagua de la ruta Caimanera-Guantánamo. Tendría, calculo, poco más de 20 años y cargaba un bebé en los brazos, rollizo y sonriente...

taimi

Hay experiencias que nos tocan muy de cerca, pero no por eso son asuntos personales sin mayor trascendencia social. Escribo sobre 15 días de angustias e incertidumbre vividos al lado de mi madre en el Hospital General Doctor Aghostino Neto...

lilibet

Había que decirlo por lo bajo. Sierra Canasta, o más bien el Pozo 7, el elegido para iniciar una línea de agua mineral natural embotellada, se había contaminado con un periodo de intensas lluvias a solo unos meses de la puesta en marcha de la fábrica, de la EUB Refrescos y Hielo de Guantánamo...

cuba1

El robo de los contenedores plásticos destinados a la recogida de desechos sólidos de las áreas del reparto Caribe y Obrero, en la ciudad de Guantánamo, es un aderezo más a la proliferación de microvertederos en esas pobladas zonas de la urbe oriental...

feed-image RSS