fabrica valleOlider Méndez Galardy, director técnico en funciones de la industria, subrayó que si se mantiene estable el suministro de las dos mil 592 toneladas de tomate pactadas para marzo se cumplirá el plan de zafra. Fotos: Leonel Escalona Furones

La moderna industria procesadora de pastas de vegetales del Valle de Caujerí, construida en ese productivo polo agrícola de San Antonio del Sur, zona visitada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en varias oportunidades, atraviesa los mejores momentos de su aún incipiente historia.

Es la primera vez, desde su fundación hace cinco años, que su colectivo se acerca más al cumplimiento del plan de producción: en 14 días de enero obtuvo más de las 202 toneladas pactadas y en febrero, también varias jornadas antes de finalizar el mes, alcanzó las 270 comprometidas.

 

“El último de esos meses, con el 80 por ciento de la materia prima fresca y de buena calidad, se produjo el 90 por ciento de lo planificado, indicador que habla del elevado rendimiento de esta y de la sostenida eficiencia en el proceso productivo”, subrayó a Lomerío Olider Méndez Galardy, director técnico en funciones de la industria.

 

Hasta el martes 20 de febrero, fecha de nuestra visita al establecimiento, había producido 445.034 toneladas de pasta (el 57 por ciento de las 775 planificadas para la campaña, con poco más de la mitad (tres mil 403) de las seis mil 455 de tomate fresco contratadas con las bases productivas.

 

“Debemos producir, sin dificultad, las 320 toneladas de pasta que restan al plan en el casi mes y medio que queda de zafra, si se mantiene estable el suministro de las dos mil 592 toneladas de tomate contratadas para marzo, a razón de 100 diarias que es la capacidad máxima de la fábrica”, precisó el directivo.

 

Reconoció el adecuado funcionamiento de esta, junto a la calidad y cantidad de la materia prima, aspectos que permitieron obtener en la etapa transcurrida una tonelada de pasta concentrada, por cada 7,7 de tomate, en vez de 8,33 como establecen las normas.

 

Adentrado en el proceso productivo, abundó que la industria arranca a las siete de la mañana y prácticamente no se detiene, solo recesa el área de molida para la limpieza de la estera, del derrame de tomate, el cambio de agua a las lavadoras…, después se realiza la entrega al otro turno de trabajo. Así sucede cada 10 horas todos los días de la campaña.

 

Olider comentó que las averías, mínimas en la presente zafra, fueron causadas por interrupciones en el Sistema Electroenergético Nacional, al salir de servicio varias unidades de Felton, en Holguín. Pero esas fallas las resuelven los propios especialistas de la industria, cuya garantía venció a los 18 meses de explotación.

 

“Con profesionalidad, ingenio y creatividad ellos contribuyen a reducir horas improductivas que repercuten negativamente en el bolsillo de los trabajadores”, advirtió.

 

Al decir del también especialista principal de Mantenimiento, la falta de agua dejó de ser un problema este año, gracias a las lluvias del huracán Matthew que acumularon más de 12 millones de metros cúbicos en la presa Pozo Azul.

fabrica valle2Katiuska Labañino Matos, joven de 23 años, asegura que debe trabajar mucho y pasar demasiadas malas noches en el área de clasificación por un salario tan bajo. Fotos: Leonel Escalona Furones

La mayor preocupación

 

Pese a la alegría por el sobrecumplimiento productivo que, según el directivo, en febrero rebasará las 200 toneladas de la hortaliza fresca trituradas, el bajo salario es la mayor preocupación y provoca disgustos en los 74 trabajadores de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Valle de Caujerí.

 

“Se trabaja mucho, incluidas las noches, por un salario bajo”, comentó Katiuska Labañino Matos, joven de 23 años, desde su puesto en el área de clasificación, donde selecciona la materia prima.

 

La también fundadora del establecimiento agregó que en enero devengó 500 pesos, con salario y estimulo juntos, mientras en 2016 percibió unos 700 la mayoría de los meses laborados. “Hasta ese año se pagaba mucho menos”, apuntó.

 

“Y lo peor es que la fábrica funciona seis meses del año, el resto del tiempo estamos sin hacer nada en la casa, sin respaldo salarial, pagan el de un mes y luego hay que ingeniárselas. Yo no tengo hijos, pero cómo hacen los que sí los tienen para mantenerlos”, reflexionó la joven.

 

“Los mejor remunerados son los operarios y nosotros, pero igual fuimos afectados en enero, pues de mil 200 pesos que al menos yo recibía mensualmente el año pasado bajé a 800, con salario y estimulación incluidos”, señaló Nelki Azahares Leiva, uno de los jefes de turno.

 

“En nuestro caso se trabaja bien, con comodidad, pero no es justo que la producción se sobrecumpla con eficiencia y se reduzca el pago a los obreros”.

 

“Es un problema serio que no encontró respuesta en la Resolución 17 que no tenía en cuenta las características del centro, obligado a paralizar las maquinarias la mitad del año y enviar a casa a los trabajadores sin salario, muchos de los cuales, jóvenes con altas calificaciones, decidían no regresar”, intervino nuevamente el director técnico en funciones.

 

Sin embargo, reconoció el favorable impacto de la Resolución No. 6 /2016, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que establece el pago por rendimiento con la finalidad de incrementar la productividad del trabajo, reducir los gastos y los costos, elevar los niveles de producción con la calidad requerida y el aprovechamiento de la jornada de trabajo.

 

“Fíjese si resultó estimulante que elevó el salario medio por trabajador planificado, de 770 pesos a mil 32 como promedio, incluyendo el estímulo por resultados, y atrajo de nuevo al colectivo a muchos obreros, especialistas fundamentalmente, de los que se habían ido.

 

“Ahora, con la aplicación de la Resolución 1 de 2017, otra vez disminuyeron los salarios en enero y los trabajadores volvieron a disgustarse”, acotó.

 

Erislandy Sánchez del Campo Mezón, jefe de producción de la industria, afirmó que en reunión celebrada a mediados de febrero con los trabajadores, directivos de la empresa nacional aseguraron que por los resultados del mes el salario debe volver a crecer. Pero eso está por ver.

fabrica valle3Nelki Azahares Leiva, uno de los jefes de turno, confesó que, en enero, su salario con estimulación incluida, se fue al piso. Fotos: Leonel Escalona Furones

Prometedoras proyecciones

 

Una dificultad de la industria del Valle de Caujerí es que se dedica solo a elaborar materias primas (pastas y pulpas de vegetales y frutas) que comercializa la Unidad Empresarial de Base de la Empresa Nacional de Conservas de Vegetales con otras similares del país encargadas de producir derivados de aquellas.

 

“Para diversificar la producción, extender el tiempo de trabajo, que es de solo seis meses, y avanzar en el logro del ciclo completo de producción, pretendemos crear a partir de este año otras alternativas de empleo que permitan lograr surtidos terminados por cuyas ventas aumenten los ingresos y mejore el salario de los obreros”, explicó Méndez Galardy.

 

Precisó que con esa finalidad se sembró guayaba, pero todavía no cubre la demanda de la fábrica. Ese es uno de los renglones que pudiera acopiarse para moler dos o tres días y obtener productos terminados para vender en bolsas pequeñas a la Gastronomía, pero ese proyecto debe aprobarlo la empresa nacional, que con anterioridad evalúa la calidad y factibilidad de aquellos.

 

“Por lo pronto, en cuanto termine la cosecha de tomate, pretendemos llenar paquetes de tres kilogramos con pasta al 20 por ciento de concentración para vender al Turismo. Ello permitirá disponer de empleo en tiempo muerto y crear nuevas riquezas que beneficien a la economía estatal y personal de los trabajadores”, destacó.

 

Entre las variantes destinadas a ese propósito, el directivo mencionó también el desarrollo de capacidades y tecnologías para encurtir diferentes renglones como pepino, cebolla, habichuela…, aunque sea en pequeñas cantidades, para la venta a entidades y organismos.

 

Nuestra industria y, específicamente el área tecnológica, tiene la misión de materializar esos proyectos de conjunto con la Agricultura y las formas productivas encargadas de asegurar esos cultivos.

 

Las mencionadas variantes y otras medidas previstas para poner en práctica por el colectivo, deben contribuir a extender el tiempo de empleo, estabilizar la fuerza laboral y elevar la productividad a menos costos, sin embargo, se impone encontrar, de una vez y por todas, la fórmula “mágica” que estimule, con un salario justo y sin tantas dificultades, el resultado real del trabajo.

 

La industria lo necesita para amortizar en el más breve plazo posible las cuantiosas inversiones hechas por el Estado en ese emporio productivo y lograr salud financiera; la provincia para incrementar la oferta de alimentos e impulsar el desarrollo de su economía, y el país para disminuir las importaciones y aumentar las exportaciones.

fabrica valle4El jefe de producción de la industria, Erislandy Sánchez del Campo Mezón, afirmó que directivos de la empresa nacional aseguraron que el salario debe volver a crecer por los resultados de febrero. Fotos: Leonel Escalona Furones

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Pan de jamón y queso

pan de jamon y queso 2 pan de jamon y queso 7pan de jamon y queso 1

Hoy traemos una receta sorprendente: el exquisito Pan de Jamón y Queso. Es una receta familiar de origen español del arquitecto Roberto Arizmendi. El Pan de Jamón y Queso es un pan típico para fiestas o momentos especiales que será relleno con uvas pasas, aceitunas y por supuesto jamón y queso. Esperamos les guste.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar