El periódico Venceremos fue fundado el 25 de julio de 1962 en la actual provincia cubana de Guantánamo, para dar a conocer los cambios trascendentales que se desarrollaban en la región y todo el país con la naciente Revolución, y también hacer frente a las publicaciones burguesas agresivas al proceso político en marcha, y denunciar las provocaciones provenientes de la ilegal Base Naval de los Estados Unidos ubicada en predios guantanameros.

La tirada inicial del impreso fue de 250 ejemplares, compuestos a mano en una máquina de pedal en los talleres de la imprenta La Voz del Pueblo, más no fue hasta octubre de ese mismo año que aparecería por segunda ocasión, esta vez producido en formato tabloide bajo el machón “Trabajando Venceremos.

Con este nombre circuló hasta 1967, cuando regresó al título inicial y quedó constituida, oficialmente, la primera plantilla de 22 trabajadores. Empíricos periodistas y corresponsales de todos los municipios se encargaban entonces de regalar al pueblo la pequeña gran historia de cada día, contada en forma de noticias.

En 1972, fecha en la que Venceremos comenzó a ser diario, se unificaron los talleres tipográficos y el laboratorio de fotografía, pero fue el 5 de julio de 1985, veintitrés años después de su nacimiento, cuando el periódico dispuso de una estructura de redacción, montaje e impresión especializados. Ese día, el entonces Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) Raúl Castro Ruz, inauguró la Unidad Gráfica Regino E. Boti, hecho que marcó la llegada de la modernidad y humanizó el trabajo.

Pasados cuatro años, la impresión se trasladó a los talleres de la Empresa Poligráfica Juan Marinello, en función de aprovechar la capacidad y calidad de la que disponían sus modernas maquinarias.

En marzo de 1996, cuando el país comenzaba a dar pasos para avanzar dentro de un difícil panorama económico, surgió el mensuario Lomerío, suplemento especialmente dirigido a los habitantes de las montañas, algo vital teniendo en cuenta que cerca del 75 por ciento del territorio de Guantánamo se encuentra cubierto por lomas.

Ya en 1998, con la llegada de las primeras computadoras, el quehacer de los “venceremistas” se revolucionó. La informatización, a paso lento, pero seguro, trajo el inevitable adiós al olor a plomo derretido, para digitalizar los procesos de escritura y diseño.

Habían transitado 48 meses desde que, en enero de 1994, Venceremos empezara a salir en un tabloide de ocho páginas con frecuencia semanal, que todavía “ve la luz” cada viernes en los estanquillos de venta e instituciones calles guantanameras.

El 23 de abril de 2005 la impresión del periódico se trasladó para la Unidad Empresarial de Base Gráfica José Miró Argenter, de la nororiental provincia de Holguín, donde todavía hoy se tiran tanto Venceremos como Lomerío –al igual que todos los periódico del oriente de Cuba.

La versión digital de nuestro medio de prensa fue lanzada al ciberespacio el 22 de diciembre del año 2000. Su objetivo fundamental  es reflejar el quehacer noticioso diario de los guantanameros, sus memorias, tradiciones, peculiaridades y la obra de la Revolución Cubana en este territorio oriental.

Además del sitio web, las informaciones de Venceremos, tanto locales, nacionales como internacionales, tienen salidas en otras plataformas como Facebook, Twitter, You Tube, Flickr, Google+ e Ivoox.

Nuestro actual colectivo lo componen 42 trabajadores, divididos entre periodistas, fotógrafos, directivos, diseñadores, correctoras, editoras web, gestora de documentación, administrador, chóferes y el resto del personal de servicio, todos consagrados al trabajo para tratar con la mayor calidad y profesionalidad posible, llevarles a ustedes un producto que les pueda resultar informativo, instructivo, interesante, entretenido y ameno.