banco lecheCerca de 400 niños recién nacidos con bajo peso, o que sus madres tienen algunas patologías que impiden lactarlos, se han beneficiado hasta el momento con los servicios del Banco de Leche Humana Sonrisas del Mañana, ubicado en el Hospital General Docente Doctor Agostinho Neto de Guantánamo.

 “Desde su inauguración el Primero de mayo de 2011 hasta el mes de junio del año en curso, la instalación procesó 488 litros del alimento, donados voluntariamente por más de dos mil madres”, informó a Venceremos la Doctora Virginia Valladares Woodroffe, jefa de la Sala de Neonatología del mayor centro asistencial de la provincia.

“La leche materna es el alimento ideal para un bebé durante sus primeros meses de vida, al poseer un alto valor nutritivo y ser más fácil de digerir. Por su importancia inmunológica, se le considera la primera vacuna que recibe el niño, que produce impacto en la reducción de la morbilidad-mortalidad infantil causadas por enfermedades diarreicas y respiratorias agudas”, señala Virginia.

El Banco de Leche Humana en Guantánamo es fruto de la colaboración del  Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) equipado hace dos años a un costo de 26 mil dólares y alrededor de 10 mil pesos en moneda nacional.

Dispone de una sala de ordeño, un laboratorio para el examen bioquímico y un área con óptimas condiciones para el almacenamiento del alimento extraído a las puérperas.

Agrega la dirigente que “según indicaciones del médico y la enfermera, las madres donantes son llevadas a un  área estéril donde el personal especializado les indica el procedimiento con los ordeñadores y, una vez determinada la extracción de una leche segura, ésta se pasteuriza y se almacena para su uso.

“En ese proceso se eliminan todos los gérmenes, incluido el Virus de Inmunodeficiencia Humana causante del SIDA, al tiempo que la leche conservan todos sus nutrientes y factores inmunológicos durante seis meses en congelación”, enfatiza.

Investigaciones relacionadas con la lactancia materna y la supervivencia infantil indican que el riesgo de morir a causa de cualquier enfermedad es casi el doble en los niños que no han sido alimentados al pecho.

La Organización Mundial de la Salud recomienda ese proceder como modo exclusivo de alimentación a infantes durante los primeros 6 meses de vida y puede extenderse hasta los dos años o más, para afianzar el lazo afectivo con la madre, complementado con otros alimentos inocuos.

Del primero al 7 de agosto de cada año se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna con el objetivo de mejorar la salud de los bebés en todo el orbe. En el Siglo XXI amamanta donde sea, cuando sea, es el lema seleccionado para la Jornada del año 2014.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar