leche materna

Bajo el lema Lactancia materna, fundamento de la vida, se celebra, del primero al 7 de agosto, la Semana Mundial de Lactancia Materna, cuyo objetivo central es incrementar el conocimiento sobre la importancia de lactar de forma exclusiva hasta los seis meses y complementar con otros alimentos hasta los dos años de vida.

Según la Organización Mundial de la Salud esa práctica propicia la supervivencia infantil, y puede salvar alrededor del 20 por ciento de los niños menores de cinco años. Además, beneficia la salud de la madre, pues sus órganos reproductores vuelven a la normalidad más rápido, y disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama, de ovarios y en el endometrio.

 

También reduce la pérdida de sangre posparto, evita la osteoporosis…, y reduce riesgos de embarazos frecuentes.

 

En Guantánamo, al igual que en el resto del país, la acción se promueve desde las áreas de Salud durante el embarazo, en el Hospital Agostinho Neto mediante el programa Amigos de la Madre y el Niño (se refuerzan las acciones educativas desde que nace el bebé), y es prioridad el control a la lactancia por el médico de la familia en cada consulta, así como la incorporación paulatina de los alimentos establecidos para el desarrollo integral del infante.

Con los bancos de leche son favorecidos los prematuros de bajo peso, graves críticos, los operados por malformaciones gastrointestinales, los nacidos de portadoras del VIH/Sida…, y aquellos que sus madres no puedan lactar tras el parto por diferentes causas, pero el derecho de recibir ese alimento es de todos los que ven la luz en el archipiélago cubano.

 

Adalidia Leyva Crespo, responsable del Banco de leche en el Agostinho Neto, explica que desde que se inauguró en 2011 han sido favorecidos muchos lactantes, y en lo que va de año 88 niños, estos últimos gracias a las 638 donadoras existentes en el hospital y cinco áreas, diseminadas en el sur, centro y norte de la ciudad, reparto Caribe y San Justo, quienes contribuyen voluntariamente.

Agregó que desde inicios de año hasta la fecha se han acopiado 129 mil 800 mililitros de leche, equivalentes a 129, 8 litros.

 

Al amamantar al bebé, este se protege de enfermedades respiratorias y diarreicas, entre otras infecciones; la lactancia es una fuente ideal de nutrientes y, además, resulta económica y segura, porque es el único tipo de leche que estimula la inmunidad del menor.

 

Por lo tanto, ese acto permite una excelente comunicación afectiva madre-hijo; de modo que garantiza verlo crecer saludable y feliz.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar