marcas de sarna en el cuerpo 800x494“Una persona con escabiosis debe adoptar medidas de higiene rápidamente, pues de lo contrario todos los miembros de la familia la contraen. Esos parásitos microscópicos penetran en la piel para depositar sus huevos y una simple infección cutánea puede llegar a convertirse en padecimiento crónico”.

Así le explicaba, una vez más, el médico de familia a la madre de una niña, menor de un año, con esa afección y que, lejos de mejorar con el tratamiento indicado, el salpullido se había expandido por casi todo el cuerpo y la cabeza de la pequeña.

La escabiosis o sarna, roña, rasquera, salpullido inglés, salpullido portugués, es la infestación de la piel causada por un ácaro (Sarcoptes scabiei). Su agente causal fue descubierto por Geovan Cosimo Bonomo en el año 1687. Durante el Periodo Especial constituyó una de las primeras causas de morbilidad dermatológica.

Los principales síntomas son el prurito o picazón, que se hace más insoportable en las noches; lesiones en la piel como ampollas o granitos en las muñecas, abdomen, axilas, glúteos, genitales, codos, pezones, cara. En menores suele presentarse en la cabeza, el cuello, los hombros, las manos y los pies. Las primeras manifestaciones aparecen en la segunda y tercera semanas de adquirida.

Se transmite de persona a persona a través del contacto directo de la piel o por usar ropa infestada, pero puede curarse eficazmente, siempre que se cumpla con el tratamiento médico y una adecuada higiene personal y del hogar.

Es imprescindible bañarse con frecuencia, no usar prendas de vestir, sábanas y toallas ajenas; lavarlas diariamente con agua caliente, secarlas al sol y plancharlas. Con ello se evitará el contagio a otras personas y que se convierta en un desagradable padecimiento crónico.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar