bebe dormir boca arriba

De cómo se debe poner a dormir a los bebés fue motivo de contradicciones entre varias madres de recién nacidos, hace poco más de un mes, en el Hospital general Agostinho Neto. Unas defendían la idea de ponerlos a dormir decúbito prono (boca abajo) “para evitar que algún vómito los ahogue”, mientras otras acataban lo establecido y exigido por médicos y enfermeras de la institución de Salud: posición supina (boca arriba).

Lo cierto es que esas diferencias de criterios al respecto existen en muchas partes del mundo, independientemente de que para evitar el síndrome de muerte súbita de los lactantes durante el primer año de vida se lanzara una campaña, a escala mundial, a principio de la década del 90, asesorada por pediatras y otros especialistas, la cual hasta nuestros días indica que hasta los 12 meses deben dormir boca arriba.

 

También se plantea que se puede optar por la posición de lado, siempre y cuando se vigilen constantemente, pues los pequeños pueden voltearse con facilidad y caer boca abajo.

 

Investigaciones han formulado la hipótesis de que al poner a dormir a los lactantes decúbito prono le puede ocasionar estrechez de las vías respiratorias y, por ende, dificultad para respirar, aspiran su propia exhalación, al tiempo que el nivel de oxígeno en su cuerpo disminuye y el dióxido de carbono aumenta, así como padecer con más frecuencia infecciones de oído, fiebre y problemas nasales.

 

Las madres deben vigilarlos constantemente, asegurarse de que el colchón esté firme, eliminar las almohadas, cobijas, peluches, vestirlos con ropa ligera… Y para lograr que crezcan saludables y felices: mantenerles la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y complementada hasta los dos años de vida, la higiene y evitar que se fume en las habitaciones donde duermen.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar