caracol-africanoUn investigador cubano llamó este domingo a “actuar rápido” para evitar la propagación en la isla del caracol gigante africano, una especie introducida en el país hace unos dos años y considerada muy peligrosa para la salud humana.

“Hay posibilidades de controlarla si se actúa ya, pues la tasa de reproducción es muy elevada (…) Para ello está diseñado un plan de control de vectores en todo el país, pero hay que actuar rápido”, declaró al diario Juventud Rebelde el jefe del Laboratorio de Malacología del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) de La Habana, Antonio Alejandro Vázquez.

El investigador precisó que el caracol gigante africano (Lisachatina fulica Bowdich) fue introducido en la isla hace “año y medio o dos años” según estudios realizados en el IPK, y que por ahora está localizado en el municipio de Arroyo Naranjo, en el sur de La Habana.

“Por lo que hemos visto en el terreno pensamos que está bastante localizado, aunque no dudo que se expanda”, pues “en Cuba encuentra un clima muy propicio para su reproducción”, alertó Vázquez.

Subrayó que, además de “ser considerada una especia invasiva que podría traer consecuencias desagradables sobre la fauna y flora autóctonas” de la isla, el molusco polífago es un “hospedero intermediario de enfermedades muy peligrosas para el ser humano”, entre ellas “la meningoencefalitis”.

Vázquez explicó que el caracol africano “ya ha llegado a casi todo el planeta”, pues tiene la capacidad de “adaptarse a las más disímiles condiciones de vida” y es usado además con “fines religiosos y terapéuticos”.

En algunos países de América Latina “incluso se come y hay reportes continuados de contagio de enfermedades”, apuntó.

Fuente: Cubadebate

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar