Miradas al quehacer de generaciones de trabajadores de la salud que han habitado en una construcción enorme con una dimensión humana mayor aun

hospital gtmoFue oficialmente inaugurado por el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, el 26 de Julio de 1985. Entre 1981, cuando comenzó a funcionar, hasta la fecha, han sido atendidos más de 6 millones de pacientes en cuerpo de guardia. Se calcula una población flotante que supera las 5 000 personas. Desde 1991 hasta la fecha ha sido testigo de más de 100 mil nacimientos. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira y Leonel Escalona Furones

Nació gigante. Toneladas de hormigón sobre más de mil 400 metros cuadrados de lo que fuera la finca de los Alejo, donada por esta familia guantanamera para dar paso a lo que es, sin duda, símbolo de la vida y la salud de los que habitamos en esta parte de la Isla.

Pero esa no es la verdadera dimensión del Hospital General Docente Doctor Agostinho Neto que, como hecho notable la gente recuerda siempre con agrado que lo inauguró Fidel un 26 de julio (de 1985), que es una fecha de gran dimensión histórica.

Su inmensidad no radica, incluso, en haber abierto las puertas hace 30 años, pues a fin de cuentas lo más trascendental en ese sentido es que no las ha cerrado nunca. Lo que hace grande a la mayor institución médica de la provincia es que le dio paso a la excelencia y creció mucho más.

Ubicado al noroeste de la ciudad, el primer servicio que se abrió en el Agostinho Neto fue el de Ginecobstetricia. Luego llegó el de consulta externa, laboratorios, salones de operaciones y salas de hospitalización.

Veteranos profesores como el doctor Paulino Four Rodríguez, cirujano con 44 años de experiencia, el urólogo Juan Valiente Pérez, quien como aquel, hoy muestra en canas las décadas de entrega en una profesión que pone en el centro de su quehacer al ser humano, dan fe de todo el empuje que desde esos tiempos fundacionales han protagonizado generaciones de trabajadores de la salud, cuyas vidas laborales confluyeron entonces en los espacios del hospital.

También para la fundadora Nancy Fernández Baín, hoy agente de seguridad, pero entonces asistente de enfermería, el Agostinho Neto es un hogar, un lugar amado no solo porque allí está toda su trayectoria laboral, sino porque es el centro insigne de la salud pública en Guantánamo, y donde diariamente se atienden entre 350 y 450 personas en los servicios de urgencia y cerca de 300 en los de consulta externa.

El que también es el mayor centro laboral de la provincia, con más de 4 mil trabajadores, trajo también un poco de tranquilidad a la gente.

Y, efectivamente, en el Agostinho Neto, dice su actual director, el doctor Rogelio Creagh Bandera, la población guantanamera encuentra todos los servicios de hospitalización reconocidos mundialmente, excepto los de la cirugía del neonato, que se practica en la provincia de Holguín por estrategia del Ministerio de Salud Pública, de intervenciones quirúrgicas cardiológicas en esos pacientes ejecutadas en el instituto William Soler de La Habana, y de la radioterapia, que como la cirugía cardiovascular se realiza en Santiago de Cuba.

hospital gtmo2Generaciones de enfermeras, que aquí suman más de mil, sienten, tal como le sucede al personal médico y de prestación, que mucho ha influido en su crecimiento como seres humanos, su experiencia laboral en el Agostinho Neto. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira y Leonel Escalona Furones

Muchos guantanameros pueden rememorar sus nadas agradables vivencias por los viajes en noches y madrugadas para llegar a Santiago, Holguín, La Habana u otras provincias para ser atendidos en los servicios de Terapia Intensiva, Cardiología, Hemodiálisis, Neurofisiología, Cuidados Intensivos Emergentes, Geriatría, entre otros que hasta 1985 no se prestaban en Guantánamo.

También lo hacen imprescindible su dotación de camas, 836, lo que convierten al gigante de salud en uno de los hospitales con mayor capacidad de ingreso del país.

Para el doctor Creagh, tan importante como esos hechos, es que, la proporción médico- paciente ingresado es casi de uno por uno, gracias a la existencia de alrededor de 650 médicos, entre especialistas y residentes.

Ser un centro de categoría provincial, general, docente, ginecobstétrico, clínico-quirúrgico y terminal, también elevan el nivel científico de una institución que, además, se encuentra en el segundo de los tres niveles de acreditación nacional de hospitales.

A esa notable realidad, dice con satisfacción el director del hospital provincial, se une el hecho de ser el aula más grande de la universidad médica de la provincia, ya que contribuye al aprendizaje de alrededor de dos mil 500 estudiantes de Medicina, tecnólogos y enfermeros, para lo cual cuenta con 378 profesores con diferentes categorías docentes, 328 másteres, dos doctores en ciencias y siete aspirantes a doctores.

Creagh destaca, igualmente, el desarrollo tecnológico alcanzado. Habla con especial énfasis de los medios para el diagnóstico con que cuenta el centro, entre los cuales está la tomografía axial computarizada, el fluoroscopio con mesa tele comandada, para diagnosticar patologías digestivas, criostato que moderniza los servicios en anatomía patológica, y la ecografía , una especie de ultrasonido mucho más preciso que el tradicional.

No dejó de mencionar el también especialista en Medicina Interna la introducción del excímer láser en los servicios de cirugía refractiva de la institución, una avanzada tecnología para el tratamiento de la miopía, astigmatismo e hipermetropía.

También contribuyen a mejorar los servicios del Complejo Oftalmológico de dicho hospital, otros modernos equipos con que cuenta el son el ultrasonido ocular, topógrafo para hacer el mapa de las curvas del ojo, paquímetro (destinado a medir el grosor de la córnea), equipos para el cálculo del lente intraocular y unidades de refracción.

Muestra de lo mucho que se ha desarrollado esta especialidad es la existencia de nueve consultas especializadas sobre baja visión, oculoplastia, cornea, retina, cataratas, lentes de contacto y cirugía refractiva. En su Unidad Quirúrgica Polivalente existen además siete posiciones convencionales para las operaciones de cataratas, glaucoma y estrabismo.

Estos logros no pueden desligarse de un proceso inversionista sin precedentes en el mayor centro médico-asistencial del territorio, el cual se inició en 2013 y debe concluir en 2018.

Para esta última fecha, junto a lo ya concluido (Banco de leche humana, dos turbos ecológicos para el sistema de extracción y climatización central, el reluciente Complejo oftalmológico, los servicios de Cardiología, la unidad quirúrgica, los dos postoperatorios, entre otros) también estarán al servicio del guantanamero los salones de parto, preparto, postoperatorio de cesárea y salones de cesáreas, así como la central de esterilización, por mencionar solo algunas de las razones por las que el Agostinho Neto seguirá siendo gigante.

hospital gtmo3Diariamente se realizan unas 100 intervenciones quirúrgicas. El proceso inversionista en marcha va dejando sus huellas. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira y Leonel Escalona Furones

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Pan de jamón y queso

pan de jamon y queso 2 pan de jamon y queso 7pan de jamon y queso 1

Hoy traemos una receta sorprendente: el exquisito Pan de Jamón y Queso. Es una receta familiar de origen español del arquitecto Roberto Arizmendi. El Pan de Jamón y Queso es un pan típico para fiestas o momentos especiales que será relleno con uvas pasas, aceitunas y por supuesto jamón y queso. Esperamos les guste.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar