hospital2a

La puesta en funcionamiento de una Sala de Neonatología abierta, para los niños dados de alta que requieren atención especializada antes de los 28 días de nacidos, aumenta la capacidad y mejora la calidad de ese servicio, dijo a Venceremos Daniel Alfonso Armenteros, director del Hospital Dr. Agostinho Neto.

Explicó que la nueva sala, que ocupa el espacio que antes era Prolongación, en el tercer piso, permitió incrementar las cabidas de admisión de la neonatología abierta de 12 a  20 pacientes, y de la cerrada, donde se atienden los neonatos que nunca han salido del hospital, a casi 60.

 

Igualmente, elimina el hacinamiento que existía en el espacio donde en el pasado convivían ambos servicios, y la injerencia del flujo, lo que por sí solo reduce las infecciones cruzadas, en opinión del Dr. Humberto Velázquez, jefe del Programa Materno-Infantil en Guantánamo.

 

El servicio cuenta con dos neonatólogos y ocho enfermeras, y garantía de guardia médica asignada, además de su propio personal administrativo y de servicio, y mobiliario, aunque se requieren al menos otras siete incubadoras y 40 bacinetes para suplir las necesidades de esa prestación, y la maternidad en general.

 

Lo anterior fue posible, detalla Alfonso Armenteros, luego de un proceso de discusión con los servicios de la Maternidad, Electromedicina, Higiene hospitalaria y otros, y la inversión de cinco mil pesos cubanos para un mantenimiento general y la adecuación de la sala a las necesidades de esa asistencia.

 

Más de cinco mil niños vinieron al mundo durante el pasado año en la Maternidad del Agostinho Neto, la mayor de la provincia, de los cuales unos mil 700 requirieron la atención de los servicios de Neonatología, actualmente al cuidado de 20 especialistas y un experimentado cuerpo de enfermería.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar