asamblea gtmoEn el combate, los militantes del Partido no tienen frontera, sentenció el jubilado Orlando Serrano. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

Con el sustancial debate de las actuaciones que generan deformaciones en la aplicación de la política de cuadros, limitan la prestación de servicios de la localidad y mayor aporte en la producción de alimentos, la asamblea del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el municipio de Guantánamo, cerró el proceso de balance del trabajo de la organización política a ese nivel.

Olga Lidia Tapia Iglesias, integrante del Secretariado del Comité Central del PCC, y Denny Legrá Azahares, máximo dirigente político aquí, presidieron la magna reunión de la militancia del territorio donde radican las entidades e instituciones rectoras de la vida económica y social de la provincia.

Con la asistencia de 350 delegados, se suscitaron análisis entorno a la necesidad de un mayor protagonismo de la vanguardia comunista en la denuncia y enfrentamiento a las ilegalidades que afloran en los temas antes mencionados y en otros en los que la membresía debe desempeñar un papel activo y los núcleos y los comités municipales tienen que cambiar su estilo de trabajo.

Lo que le hace daño a la Revolución Martín Iznaga Goire, dirigente de una organización de base en la Empresa provincial de Gastronomía, cuestionó, por ejemplo, si se puede hablar de política de cuadros en una rama de la economía en la que, dijo, en dos años han transitado cuatro directores generales por el Grupo Empresarial de Comercio, igual cantidad de subdirectores, y 12 separaciones de jefes de Unidades Empresariales de Base, entre ellos, militantes del Partido que actuaron deshonestamente y hasta fuera de la Ley.

Antes que el veterano dirigente político de Comercio pusiera el dedo en esa llaga, Rafael Pérez Fernández, elegido como primer secretario del Comité del Partido en el municipio de Guantánamo, en la presentación del informe que promovió el debate, desnudó otras debilidades de uno de los sectores más afectados por las constantes denuncias por incumplimientos de su objeto social, deficiente protección al consumidor, mala calidad de los servicios, faltantes de productos en la canasta básica, cambio frecuente de administradores de una unidad a otra, algunos de ellos con antecedentes delictivos y de maltrato a la población.

Con más transparencia aún, en el preámbulo de las discusiones se informó que esas distorsiones provocaron pérdidas económicas de 13 millones 700 mil pesos, con las principales incidencias en la Empresa de Víveres y Carnicerías (12 millones), y Gastronomía provincial (un millón 500 mil). “Ese es resultado del relajamiento, de la falta de disciplina, que no se puede permitir porque, más allá de las sanciones al que roba o desvía los recursos, es grave el daño político, la insatisfacción de la población cuando le faltan los abastecimientos o no tienen calidad los servicios que se le ofrece. Eso le hace mucho daño a la Revolución”, sentenció Olga Lidia Tapia, quien participa activamente en este proceso político que antecede a la celebración, el próximo 3 de diciembre, de la asamblea provincial.

Varios militantes señalaron la necesidad de que el Partido, que son ellos mismos y todos los de la vanguardia política, ejerza mayor control y fiscalización del desempeño en las entidades de un sector en el que tan determinante es la conducta de quien dirige, como de quienes están de cara a la población.

asamblea gtmo2 Rafael Fernández Pérez, primer secretario del comité municipal del Partido en el municipio de Guantánamo. Fotos: Lorenzo crespo Silveira

Al Jefe, la responsabilidad del jefe

Si en el núcleo del Partido de la Delegación provincial de la Agricultura, está el que tiene que garantizar que se hagan bien las contrataciones, el que debe velar porque se corresponda la calidad con los precios, el responsable de que los productos no vayan a parar a manos de intermediarios que lo encarecen, los encargados de que la tierra entregada en usufructo aporte los frutos que se esperan, ahí es donde se les debe fiscalizar y controlar con todo rigor y conocimiento de causa, cómo cada dirigente cumple su encargo.

Si eso sucede, entonces el Partido allí realiza con calidad, lo que le toca hacer.

Ese fue el espíritu y la esencia de varias opiniones respecto al bien llamado asunto de seguridad nacional: la producción de alimentos, centradas en lo que no anda bien, que es más de lo deseado.

Pero como alimentos para el pueblo no solo debe aportar la Agricultura, a esta reflexión de Pérez Fernández, el Primer Secretario en la provincia hizo una precisión: “Al esfuerzo en este sector se suma el necesario despegue de las industrias que tributan a la alimentación, donde bajo el manto de las viejas tecnologías, que sin duda lo son, se esconde la mala calidad de algunos productos, problemas organizativos, de disciplina, robo, desvío de materias primas”.

Nada les es ajeno

Reconocido como un ejército de vanguardia, los núcleos de jubilados tuvieron la palabra. Tienen mucho que enseñar.

“Todo el mundo sabe el esfuerzo que hizo la Revolución, por ejemplo, para que en cada comunidad haya un consultorio médico. Entonces ahora en la ciudad de Guantánamo, cualquiera se crea su propio problema, se mete a la fuerza en uno de esos locales, y no hay quien lo saque. O por allá por el reparto Obrero, al pie de la línea del tren, construyeron, por la libre, casitas que parecen galleras, y aunque desluzcan el ornato o se presten para otras cosas asociadas al juego, nadie les dice nada, o lo denuncia, ¿qué es eso?

“En esa cuadra, en esos barrios, ¿acaso no hay militantes del Partido?, reflexionaba y preguntaba el jubilado Orlando Serrano, del Consejo Popular Centro. Y sin dar tiempo a la reacción de otro delegado, él mismo respondió la interrogante: “El militante no tiene frontera. Y no se puede perder el espíritu combativo, la responsabilidad y la ejemplaridad que nos hace la vanguardia”.

Porque hay gente de vanguardia, y no son pocas, siempre en combate, y merecen por eso reconocimiento, el primer secretario Legrá Azahares, en las conclusiones de la asamblea que calificó de magnífica, expresó su respeto y admiración por la labor de los núcleos de jubilados, y su papel, particularmente, en la formación de las jóvenes generaciones.

Esta asamblea, agregó, como las celebradas en los demás municipios, se ha caracterizado por la profundidad de las intervenciones, reflejando la necesidad de que el Partido continúe perfeccionando sus métodos y estilo de trabajo, que cada cual haga lo que le toca. En el orden ideológico es vital que se logre consolidar la labor de formación y preparación de cuadros militantes y trabajadores, promoviendo una actitud consecuente a la hora de materializar las medidas que definen el desarrollo económico, político y social del territorio, exhortó.

Eso lleva, puntualizó el principal dirigente político guantanamero, a un cambio de mentalidad en el trabajo de los cuadros, los secretarios generales de núcleos y la militancia.

En su breve, pero medular discurso, el Primer Secretario llamó al nuevo Buró municipal a utilizar como método eficaz de dirección el permanente vínculo con las masas.

Reconoció el trabajo desplegado por varios compañeros que cesaron en sus funciones, entre ellos a Ángela María Aleaga Quintero, quien dedicó 10 años de su vida al trabajo profesional en el Partido, como miembro del Buró municipal de Guantánamo.

Finalmente, llamó a trabajar fuerte en todos los frentes, teniendo como motivaciones principales las próximas celebraciones del aniversario 145 del otorgamiento a Guantánamo del título de Villa, del acto central por el triunfo de la Revolución, cuya sede es precisamente el municipio cabecera, y la realización, en diciembre, de la asamblea provincial del Partido.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

La Avenida Ernesto Guevara se revitaliza (+Fotos)

avenida che guevara 2 avenida che guevara 4avenida che guevara 8

Asesorado por el Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad, un proyecto de reanimación pretende revitalizar esta concurrida arteria, desde los puentes de Prado y Aguilera hasta el monumento erigido al Che, en la rotonda conocida popularmente como La Formadora.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar