Catedral San Basilio MoscuEn 1812 Napoléon ordenó a sus tropas volar el templo, pero finalmente solo fue saqueado. Años después, colaboradores de Stalin plantearon derribarla para dar más amplitud a la Plaza Roja, pero este abandonó el propósito.

La catedral de San Basilio o de la Intercesión de la Virgen, ubicada en Moscú, Rusia, es una iglesia ortodoxa mundialmente famosa. Constituye una de las imágenes más representativas de ese país y el lugar más frecuentado por los turistas.

Situada junto a la monumental Plaza Roja y del río Moscova, la construcción destaca por su majestuosidad, acabado, y la belleza que alcanzan la combinación de colores de sus cúpulas en forma de bulbo de cebolla.

 

 

La capilla del centro resalta por el adornado en oro y las pinturas dedicadas a la virgen y a su hijo; en su alrededor, van formándose el resto de las capillas que se entrelazan desde la entrada principal.

 

El sitio está conformado por ocho torres que se colocan alrededor de una novena espira central, formando una estrella de ocho puntas. No obstante la extravagancia exterior compensa con un interior modestamente decorado.

 

La iglesia se construyó a mediados del siglo XVI por órdenes del zar Iván IV Vasílievich con motivo de la conmemoración de la victoria de Rusia sobre el Kanato de Kazán. En sus inicios fue de madera, pero seis meses después se desmontó e inició la edificación de piedra que llevó 6 años.

 

Al decir de sus visitantes, resulta un gran espectáculo contemplarla a última hora de la tarde, cuando los dorados rayos del sol la iluminan.

 

Fue declarada en 1990, junto con el conjunto del Kremlin, Patrimonio de la Humanidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar