guantanamera logo

Aunque, a diferencia de otras villas coloniales cubanas, la ciudad nunca fue “fundada” formalmente, sino fomentada al vaivén de las épocas, Guantánamo celebra desde hace varios años, coincidiendo con el primero de diciembre, conmemoración del otorgamiento del título de villa, la Fiesta a la Guantanamera.

 

Desde el mencionado primer día hasta el 4 de diciembre del 2014, por 19 ocasión y a los 144 años de la licencia real, volverá una programación con intenciones de sobrepasar lo meramente artístico, que muestre la cultura local en toda su variedad y diversidad multidisciplinaria.

 

Esta deseosa amplitud está en el objetivo de las instituciones locales del sistema del Ministerio de Cultura de hacer de la Fiesta “el evento cultural más importante del territorio por su amplitud y diversidad de expresiones culturales”; puede aún ser tan mayor como el merecimiento, si otras entidades estatales y sociales, y el pueblo en general, asumen el propósito de “resaltar la forma de ser, las características, la idiosincrasia del guantanamero y sus tradiciones más genuinas”.

 

De cualquier modo, son motivaciones de peso que en esta ocasión la Fiesta a la Guantanamera se dedique, además, a los 210 años de la independencia de Haití, al cantautor tradicional Eliades Ochoa y a los 20 de fundado el Ballet Folclórico Babul, que al presente desarrolla su temporada danzaria, así como que Trinidad y Tobago sea país invitado de honor, y el tema central del evento, América Latina, cultura de resistencia, todo ello concordante con la caribeñidad de la cultura local.

 

El carácter popular de La Guantanamera es garantía, en tanto, suma, entre otras propuestas, changüí, Tumba Francesa, folclor franco-haitiano, espacios teóricas de diferentes temas, coloquio sobre música, simposio sobre patrimonio, concursos, exposiciones, ferias de artesanía, homenajes y las familiares Noches Guantanameras, otorgamiento del Sello Conmemorativo y el Símbolo de la Ciudad (La Fama)…

la fama

 

Por eso, sus organizadores, en particular la dirección provincial de Cultura y el sistema institucional del sector, sigue pretendiendo que la Fiesta sea a la manera de ser de la idiosincrasia guantanamera. En ese sentido, deben apoyarlos con sus acciones las autoridades de la localidad y demás organizaciones y organismos, y, por supuesto (vale reiterarlo), el pueblo.

 

Mucho pueden contribuir en la organización y realización de cada actividad, más allá incluso de la presencia activa y de la asistencia necesaria, antes, durante y después, para acrecentar la utilidad de cada conferencia magistral, concierto, taller y mesa redonda propiciada con especialistas locales e invitados, exposiciones de artes plásticas, concurso de comida caribeña, bailables, expo-venta de libros, y el Foro interactivo La inserción de Cuba en América Latina a partir de la cultura de la resistencia, espacios todos donde se potencia el entronque de la cultura local, con la del área caribeña y latinoamericana y la universal.

 

No está de más celebrar, como se ha anunciado desde ya, que el Centro de Comunicación para la Cultura, donde radicará, desde el 27 del corriente, el Buró de Información de la Fiesta a la Guantanamera, sea escenario de homenaje al grupo humorístico Komotú, que cumple 20 años, y dedique el espacio Guararey al tema Retos y desafíos del periodismo cultural cubano actual.

 

La Guantanamera está cerca. Hágase crecer la fiesta y la cultura.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS