f0117393La primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba (BNC) Viengsay Valdés consideró hoy un honor representar a su país en el 15 Festival de Ballet de Tokio, que reúne a estrellas de la danza mundial.

La presente edición del evento comenzó el 27 de julio y congrega a artistas de las mejores compañías del mundo con el propósito de brindar una descripción general de la escena del ballet en la actualidad.

«El nivel artístico aquí es muy alto y mis presentaciones han sido emocionantes, bailé Muñecos, una pieza cubana entrañable del coreógrafo Alberto Méndez», contó a Prensa Latina la artista tras una de las funciones.

«Hace mucho tiempo no lo hacía y volver a esta obra me aportó frescura, además tuve el gusto y el honor de trabajar los detalles con Méndez en La Habana, y de transmitírselos luego a mi partenaire acá en Tokio, el brasileño Daniel Camargo, bailarín principal del Ballet Nacional Danés», precisó.

Según Valdés, si los artistas logran caracterizar bien los personajes del soldado de plomo y la típica muñeca cubana que se encuentran gracias a la magia de luz de la luna, llegan directo a los corazones del espectador; y ella cree haberlo logrado en Tokio, la misma ciudad donde se estrenó la pieza hace 40 años.

Muñecos obtuvo en 1978 el Premio de Coreografía en el II Concurso Internacional de Ballet de Tokio, y el encanto del enlace entre lo cubano y lo universal, unido a un dramático final por la aparición del sol y el retorno de los personajes a su estado inicial, aún atrae a públicos de múltiples países.

Esta es la tercera ocasión que Valdés participa en el festival japonés en el Teatro Tokio BunkaKainkan, a donde acudió una representación de la embajada cubana en el país asiático para incluso estrechar la mano de la bailarina en un intermedio.

«Fue un gran detalle por parte de los organizadores del festival enviarles invitaciones», apuntó la artista que en próximas galas del evento planea interpretar la pieza ParAlicia, coreografía de Tania Vergara sobre música de Frank Fernández, creada en homenaje a la prima ballerinaassoluta cubana Alicia Alonso.

Precisamente, Alonso fue una de las que danzó en la primera edición de este festival en 1976, junto a figuras también históricas como la inglesa Margot Fonteyn, la rusa Maya Plisetskaya y la italiana Carla Fracci, entre otras.

La cita, organizada cada tres años, reúne por invitación a la mayoría de los bailarines más talentosos y reconocidos del momento.

Este año participan MariaAlexandrova, Alicia Amatriain, LeonidSarafanov, Alina Cojocaru, Alessandra Ferri, Marcelo Gomes, Dorothée Gilbert, MathieuGanio, Roberto Bolle, MariaKochetkova, DaniilSimkin, David Hallberg, Tamara Rojo, Isaac Hernández, PolinaSemionovay FriedemannVogel, entre otros.

«Me quedo fascinada entre bambalinas, es un placer admirarlos y compartir escenario con todos ellos», declaró Valdés, quien tras la gala de clausura el 18 de agosto piensa retornar a su país natal a fin de prepararse para actuar en el 26 Festival Internacional de Ballet de La Habana, del 28 de octubre al 6 de noviembre.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS