guantanamo titeres guiñolEstética mantenida del Guiñol: pocos elementos y funcionabilidad para cualquier espacio. Presencia destacada en las Cruzadas Teatrales Guantánamo-Baracoa. Foto: Leonel Escalona Furones

Así lo quiere la joven generación de titiriteros guantanameros.La jornada para celebrar este 4 de abril -cumpleaños de la UJC y la Organización de Pioneros José Martí- el aniversario 45 del teatro Guiñol de Guantánamo rinde homenaje a Félix Daudinot, director fundador, y la protagonizan los herederos de esa tradición, con una programación del primero al 6 de ese mes.

“Pero queremos visibilizar esa historia, sus empeños, logros, dificultades, con funciones, resultados artísticos”, dice Yosmel López Ortiz, activo actor novel afincado en recordar, cuando descubre sensibles e íntimos motivos en el pasado de la compañía dirigida por Maribel López Carcassés, cuya estética está marcada por trabajar con pocos recursos materiales y en la comunidad.

-Una vez -dice-, alguien intentó un giro errado de dirección, quemando todos los muñecos; otra, en mucho tiempo sin local, los títeres fueron a las casas, a los cumpleaños (como a algunos de los míos), a los patios, a las calles, son fundadores de la Cruzada por los montes… Por eso recordamos, al margen de la cartelera de espectáculos cada día, y de que invitamos al Guiñol de Holguín, y a Alas, de Pinar del Río…

Con su historia…

El Guiñol de Guantánamo, como muchos del país, nació con el auspicio del Ministerio de Educación, apoyo didáctico teatral a la pedagogía, con montajes elementales, ha recordado Maribel López, que entró en 1973. Cinco años después y hasta 1981 pasaron por la escuela de titiriteros del parque Lenin, para mejorar su estética, aunque la falta de dirección artística amenazó seriamente la supervivencia del grupo hacia 1986.

“Maribel se encargó de la dirección, rescatando las puestas. Luego, en los 90, nacieron otros proyectos; ella se quedó con los más nuevos”, refiere Yosmel. Se inicia un trabajo sostenido y serio fundado, sobre todo, en el
total descubrimiento de las posibilidades titiriteras y la defensa de la
tradicionalidad.

Crecen, pese a dificultades, participando en festivales y eventos, como la Cruzada; en su repertorio, García Lorca, Villafañe, Espina, Kike Sánchez, Dora Alonso…; intercambian nacionalmente, ayuda de Armando Morales, director del Guiñol Nacional, montaje de El Retablillo de Don Cristóbal (Lorca), El
caballito enano
(versión de Ester Suárez Durán) y Los Bailes del deseo (Alfonso Surro)… Un diplomado en el Instituto Superior de Arte actualiza a muchos, con la maestría de Freddy Artiles…

“La mezcla de generaciones, clásicos con experimentación, pocos recursos y trabajo con el títere, continúa con la entrada, en 2008 y 2009, de graduados de escuelas profesionales teatrales del país”, alude el joven Yosmel, de esta nueva hornada. “Comienzan a comunicarse dos estéticas: el teatro tradicional de retablos y el teatro en vivo”, de lo cual ofrecen una muestra a la prensa convocada por el aniversario.

“Esto ha favorecido montajes como El buen curador y la vecina (Kike Sánchez), dirigido por Emilio Vizcaíno, La cucarachita Cuca (versión, dirección y actuación, Aliexa Argote), y Redoblante y Pulgarcito (Garzón Céspedes), dirigido por Yesenia Blanco Rueda, que emplean disímiles recursos, tanto para niños como para mayores”, destaca.

También contribuyen a la superación del movimiento en el país, como hizo Maribel López en el encuentro nacional de titiriteros Manos para
un títere, o en el actual Encuentro Nacional de Jóvenes Titiriteros  Titereando en la ciudad que lidera en Guantánamo el propio Yosmel.

De ahí, entre otros, trabajos y talleres con Títeres Nueva Línea, taller internacional de títeres de Matanzas, una reciente pasantía de Yosmel en Argentina, donde participó en varios festivales, y próxima participación de Emilio Vizcaíno Ávila en festivales en Dinamarca.

El reconocimiento al Guiñol, en diferentes apartados, le ha llegado en los festivales y concursos Máscara de Caoba, Tunitas, Cochero Azul, de Pequeño Formato en Santa Clara, Premio Nacional de la AHS Adolfo Llauradó a los actores Yosmel López y Dilailis Martínez, y Premio Provincial de Teatro La Selva Oscura, en distintos años, a varios de sus actores: Maribel López, Eldys Cuba Milán, Emilio Vizcaíno Ávila, Yosmel López, Aliexa Argote Laurencio y Dilailis Martínez Paumier.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS