2que no pare la rumbaLa Cátedra de la Rumba agrupará a los defensores del ritmo y a las agrupaciones rumberas de la provincia

Esta semana como parte de los festejos por el día de la Cultura Nacional quedó constituida la Cátedra de la Rumba de Guantánamo, una organización que aglutinará a todos los defensores de este ritmo musical en la provincia.

“Queremos que el yambú, la columbia y el guaguancó -estilos fundamentales- sean reconocidos como bailes de salón y no como géneros marginales, nuestra intención es contribuir a que la rumba sea declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la UNESCO”, declaró Mireya Shuman, especialista del Centro provincial de la Música Luis (Lilí) Martínez Griñán, elegida secretaria de actividades del novedoso proyecto.

La coordinación general de la Cátedra quedó en manos de Jorge Andrew Thomas, especialista principal de investigaciones de Cultura en la provincia, y presidida por Ernesto Llewellyn de la Hera, director del reconocido Ballet Folclórico Babul, quien dirigiera las actividades que dejó a su paso el recién concluido Festival Internacional de la Rumba Timbalaye.

Los seguidores del estilo que mezcla sonoridades africanas y españolas recibirán la Rumbantela del Timbalaye, un nuevo espacio que al finalizar cada mes, reunirá a las agrupaciones que defienden la rumba en la provincia -Akokán Aché, Oba Ilú Ará, Aché Iré y Rumberos del Guaso- y a los promotores que tutelan las peñas y focos rumberos de los consejos populares guantanameros.

Durante la semana también se produjeron encuentros de rumba y presentaciones en el Área de las Tradiciones, frente a la Casa del Changüí Chito Latamblé, donde los músicos se adueñaron de la calle con sus toques, y la comunidad tomó las riendas del baile con movimientos ceremoniosos que pueden ser explosivos y alegres o lentos y cadenciosos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar