pedritocaverdós bodeguita tokioPedrito Caverdós presentó el instrumento de su invención en Tokio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El caverchelo nació en Guantánamo, desde donde comenzó a caminar por el mundo. Ha llegado a Japón.

 

Lo ha hecho en manos de su creador, Pedro Caverdós QuertEl instrumento musical ideófono, cuya caja de resonancia reúne la marímbula con el güiro y el tambor, todos de inspiración changüisera, ha saltado del Alto Oriente al Sol Naciente, en presentaciones durante el mes de agosto y principios de septiembre.

 

En La Bodeguita, centro nocturno representativa de la cultura cubana en Tokio, y otros sitios de la capital nipona donde gusta la música de la Isla e hispanoamericana, se escucharon los flejes, rallados y tumbaos salidos de la inspiración y las manos del creador de la combinación, baterista del grupo Capiteles, de esta ciudad, además de arquitecto y fabricante de vinos.

 

En esos distantes escenarios donde confluyen músicos y otros diversos admiradores de estas sonoridades, la incursión de esa caja acústica armónica ha seguido contribuyendo al conocimiento y preservación de ritmos autóctonos de la región más oriental cubana como el changüí, el nengón y el kiribá, como ya se ha escuchado en su predio natal junto a tríos, cuartetos, sextetos y grupos.

 

Invitado por músicos nipones admiradores del caverchelo y la música cubana, Pedrito, recién cumplido los 50 años de vida, ha continuado así la expansión del sonido polifónico que desde hace más de una década produce su creación, cuyo sugerente nombre combina con eufonía los apellidos de quien lo diseñó y del luthier guantanamero que lo carpintereó por primera vez, Sigfredo Taquechel Castillo.

 

El proyecto sociocultural El Patio de Adela, en Guantánamo, al que se adscribe el caverchelo, propició a los músicos visitantes japoneses el conocimiento de la contribución de los artistas guantanameros a la cultura cubana, de donde surgió la invitación a las actuaciones promocionales en el país asiático.

 

El caverchelo recibió, junto al conocido medicamento cubano Heberprot P para el tratamiento del pie diabético, el Premio de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI) “A la creatividad y la Innovación Tecnológica”, en 2011, tras haberse presentado en la Sala Caturla del capitalino Amadeo Roldán, durante el Cubadisco 2006, con el aprecio de reconocidos músicos como el pianista Frank Fernández y el tresero Pancho Amat.

 

También el novedoso instrumento ha mostrado sus cualidades en otros diversos eventos y escenarios nacionales, como el Festival Nacional del Changüí, en Guantánamo, y en República Dominicana en 2012, así como producido un CD independiente: Caverchelo.Comb.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar