danza fragmentada aniversario23Durante más de dos décadas Danza Fragmentada se ha convertido en cantera para varias generaciones de bailarines en Guantánamo. Foto: Lorenzo Crespo

Para celebrar los 25 años de vida artística del asesor teatral Edilberto Juárez Pérez, los cinco de la bailarina Giselle Vinent Díaz y reflexionar en torno a la pedagogía danzaria, los días seis y siete de octubre venideros, la Compañía guantanamera Danza Fragmentada celebrará su temporada XXIII.

Un espectáculo a cargo de alumnos de la Escuela Regional de Danza, en el Espacio interior Improntus del Cuerpo -los jueves en su céntrica sede de Los Maceo entre Aguilera y Crombet, en el centro de la ciudad cabecera- dará inicio, esa noche, a dos jornadas intensas de intercambio y experiencias, sobre todo, al día siguiente, cuando el telón del Teatro Guaso, de esta urbe capitalina, se descorra para dejar ver las más recientes coreografías y obras clásicas del repertorio de la agrupación que lidera Ladislao Navarro Tomasén, fundador y maestro.

Las compañías Danza Libre, el Ballet Folclórico Babul y el proyecto profesional Médula, compartirán el escenario el viernes siete en el referido Teatro, en la que se interpretarán entre otras, las piezas En el Puente de Aguilera, del propio maestro Navarro Tomasén, y Escaleras a la habitación, que lleva la firma del reconocido bailarín y coreógrafo Esteban Aguilar.

Durante más de dos décadas Danza Fragmentada se ha convertido en cantera para varias generaciones de bailarines en la provincia y fuera de ella, que hoy forman parte de otras importantes agrupaciones del país como Danza Contemporánea de Cuba y Retazos, de La Habana, y Espiral, de Matanzas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar