enseñanza artistica“En la escuela trabajamos con un programa de desarrollo de las artes escénicas, lo cual permite que nuestros alumnos, en la medida que se gradúen, vayan nutriendo las compañías danzarias del territorio o se inclinen hacia el perfil profesoral” explicó Mariam Argote, directora de la Escuela Profesional de Danza. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

Su menudo y grácil cuerpo se mueve acompasadamente con el sonido que producen los tambores batá. La estudiante sigue atentamente las indicaciones de la profesora. De entre el bullicio y la algarabía, emerge la voz de mando. Silencio. Y de nuevo repica el instrumento de percusión mientras la intérprete se convierte en orisha y diosa madre, patrona de las mujeres.

 

Darling, de 11 años, ya no es la niña baracoense de ojos verdísimos que huye a las cámaras y prefiere no hablar. Ahora es dueña de las aguas, y de izquierda a derecha, sus movimientos representan las olas mar, Yemayá, fuente de vida…

***

La enseñanza artística, uno de los grandes proyectos fraguados por la Revolución, vive momentos de cambios. Cada año se destinan más de 90 millones de pesos del presupuesto nacional del Estado para la instrucción de los profesionales que constituirán la vanguardia artística de la nación, y que, a nivel nacional, integran una matrícula de poco más de nueve mil estudiantes.

En la búsqueda del perfeccionamiento y la optimización de los recursos del Estado, y en correspondencia con el Lineamiento 164 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, dicha enseñanza se renueva mediante programas de desarrollo iniciados a partir del año 2013.

 

Las estrategias de perfeccionamiento en las academias y escuelas de arte cubanas buscan ajustar las matrículas según las necesidades territoriales; reorganizar claustros docentes, plantillas e instituciones y elevar la calidad y el rigor en la formación del estudiantado.

 

En aras de una mejor preparación e integralidad, se aprobó la reestructuración de la red de sedes de formación artística por zonas geográficas.

 

Debido a su prestigio en la danza,Guantánamo acoge desde hace dos cursos aproximadamente a los futurosjóvenes bailarines de la zona oriental, aunque, paradójicamente, el Centro Metodológico Regional radica en la provincia de Santiago de Cuba.

enseñanza artistica2A solo dos cursos de la puesta en marcha del novedoso plantel artístico, las huellas de la premura en la readaptación de sus locales son evidentes, sobre todo en dormitorios y áreas de servicios sanitarios; sin mencionar las filtraciones y la rotura de llaves de agua y duchas en los baños de los albergues destinados a los estudiantes internos. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

***

La Escuela Profesional de Danza Alfredo Velázquez Carcasés, inició este curso escolar con una matrícula de 157 estudiantes. De ellos 100 pertenecen al Nivel Elemental (5to a 9no grado) y el resto al Nivel Medio (10mo a 12mo grado), estos últimos procedentes de Holguín, Granma, Santiago de Cuba y del propio Guantánamo.

 

A raíz de la segregación de la antigua Escuela Vocacional de Arte (EVA) Regino Eladio Boti, en escuelas profesionales de Música y Danza respectivamente, hubo que iniciar un proceso de remodelación en lo que fuera la Escuela 28 de enero, actual sede de la de danza.

 

Sin embargo, el centro de enseñanza de la danza en Guantánamo, aun cuando desde 2014 funciona como regional, no ha sido inaugurado oficialmente, porque no se concluye la reconstrucción en su totalidad, alega Manuel Aguilar Ruiz, subdirector de formación general.

 

La culminación de áreas exteriores y parques, el impermeabilizado de la cubierta del centro, la reparación del inmobiliario de los servicios sanitarios y la construcción de al menos tres tabloncillos más en el actual edificio, son algunas de las urgencias constructivas que directivos y profesores refieren.

 

La conclusión inmediata de los locales de ensayo evitaría el trasiego constante de pequeños y jóvenes bailarines, y la movida diaria de equipos de audio e instrumentos de trabajo hacia los tabloncillos que se encuentran en la antigua EVA (al frente de la Escuela Profesional), hoy sede Regino Eladio Boti de la Universidad de Guantánamo.

 

Pese a las demoras en la remodelación del inmueble, Mariam Blanco Argote, directora del plantel, reconoce las ventajas de la regionalización “sobre todo en la preparación del claustro, al trabajarse directamente con la especialidad” y en la integración de programas de estudio artístico-pedagógicos, que permite a los noveles danzantes egresados, incorporarse a las compañías profesionales de sus territorios, convertirse en los nuevos profesores para quienes se inician en la manifestación o continuar estudios en la capitalina Universidad de las Artes.

 

Con más de una decena de materias concebidas en el programa de estudios de formación general y artística -entre ellas Matemáticas, Español, Historia de Cuba, Técnica de la danza, Cultura Cubana, Composición, Folclor, Práctica de enseñanza y repertorio, Quinesiología, entre otras- hoy la institución educativo-cultural solo presenta déficit de profesores en la asignatura de Ballet, aseguró César Simón Reyes, Jefe de departamento de la especialidad.

 

Empero, en los tabloncillos, constatamos una realidad diferente. El recorrido por el recinto guantanamero corroboró que es crítica la situación con el personal de servicio contratado, especialmente musicalizadores y operadores de audio: solo uno para dos y hasta tres grupos, lo que dilata en muchas ocasiones, el tiempo de ensayo en dichos locales.

 

Eliza María Espinosa es una de las alumnas que cursa el tercer año del Nivel Medio en la escuela de danza. Llegó al territorio más oriental en décimo grado desde la provincia de Granma con la ilusión de superarse.

 

Es sincera al comentar su preocupación por la escasez de algunos profesores, y la irresponsabilidad de los músicos percusionistas que en ocasiones no asisten a las clases de Folclor.

 

“No me quejo del área de escolaridad, porque tenemos maestros excelentes en asignaturas como Español e Historia, pero sí debe resolverse la situación con los de la especialidad, porque de sus conocimientos depende nuestro futuro”, enfatizó la joven granmense.

enseñanza artistica3Técnica de la danza, Composición, Repertorio y Folclor son algunas de las materias que reciben en los salones de ensayo los noveles bailarines en formación. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

La profesora Yasira Estévez, con siete años de experiencia en la enseñanza, y quien se encarga actualmente del entrenamiento de los estudiantes de noveno grado que se presentarán al Pase de Nivel, en mayo venidero, admite: “Con dos maestros de Folclor que nos ayuden en las clases de repertorio, que es la asignatura de peso en la escuela, nosotros resolveríamos”.

 

Dalila Gómez Pérez, quien cursa el quinto año del Nivel Elemental, es de esas jóvenes que en el entrenamiento diario del cuerpo encuentra satisfacción. Por ahora sueña con aprobar el pase de nivel, pero la meta está en escenarios cubanos e internacionales.

 

De sus expectativas con el programa de estudios que recibe, alega: “La profesora monta las coreografías pero nos da espacio para expresar nuestros intereses. Por ahora siento que las clases que nos imparten son importantes, pero si nos enseñaran otros tipos de bailes que no sean solo los tradicionales cubanos -urbanos, por ejemplo como el break dance- se lograría una mejor formación del bailarín”.

 

En ese sentido, la profesora Danae Castillo, comentó: “Nosotros potenciamos el proceso de montaje. Puede ser dirigido por el profesor y muchas veces por los mismos estudiantes donde desarrollan el proceso de creación y utilizan las herramientas que potencian las diversas asignaturas. Cuando llegan a noveno grado, por ejemplo, ya tienen vencidos los programas de técnica de la danza y preparación física, y así están listos para enfrentar los contenidos del próximo nivel”.

 

Aunque hoy el proceso docente-educativo se ve resentido por lo antes expuesto; prestigio, rigor, preparación metodológica y profesional identifica al presente claustro docente de la Escuela de Danza guantanamera, que se completa con los directores de las compañías emblemáticas del territorio, asimismo, con especialistas e investigadores del sector cultural en la provincia, encargados de impartir conferencias y los talleres a los noveles bailarines en formación.

 

Notorios son los resultados que avalan al colegio de formación danzaria de Guantánamo, como uno de los mejores en su especialidad en el país.

 

Lo dicen, por ejemplo, el tercer y segundo lugar en danza contemporánea que merecieron intérpretes del Nivel Elemental y Medio respectivamente, en el quinto concurso Er­nestina Quintana y segunda edición del Encuentro nacional de Escuelas de Danza, realizado en la capital habanera, en el año 2015, o la gran aceptación que tienen los bailarines en las presentaciones en los teatros y espacios comunitarios a los que son invitados.

 

En un país donde los estudios de arte gozan de un altísimo prestigio, el vínculo escuela-familia-comunidad es imprescindible para logar mejores resultados, en medio de las particulares circunstancias que provoca el bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos a la nación.

 

Pese a las dificultades y carencias, que van desde el insuficiente equipamiento de los laboratorios de computación del centro o la escasa asignación de tejidos para la confección de vestuarios, zapatillas y equipos de trabajo para cada alumno, las proyecciones de la Escuela de Danza en Guantánamo están encaminadas a la formación de bailarines a tono con su tiempo, técnicamente bien capacitados, identificados con el patrimonio cultural y en perfecto lazo con la sociedad cubana actual.

enseñanza artistica4Más de una centena de educandos de las provincias orientales y de todos los municipios guantanameros -excepto Maisí e Imías- se instruyen en la institución educativa cultural del Alto Oriente. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

La Avenida Ernesto Guevara se revitaliza (+Fotos)

avenida che guevara 2 avenida che guevara 4avenida che guevara 8

Asesorado por el Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad, un proyecto de reanimación pretende revitalizar esta concurrida arteria, desde los puentes de Prado y Aguilera hasta el monumento erigido al Che, en la rotonda conocida popularmente como La Formadora.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar