judo entrenamiento gtmoEn judo la provincia está entre los seis primeros puestos del país.

La práctica del judo en Guantánamo bien podría considerarse una tradición con fuerte arraigo en el corazón de la gente, no solo por ser la tierra de grandes atletas como la multimedallista olímpica Driulis González Morales, sino también como resultado del arduo trabajo de entrenadores y pupilos que a diario se encargan de dar vitalidad a la disciplina en la provincia.

Yoandri Simón González consta entre esos hombres que no necesitan premios ni reconocimientos para sentirse estimulados, porque le basta con estar encima del colchón y enseñar a los 22 pequeños judocas que acuden al área de Moncada esquina Crombet, en el centro de la ciudad, tras concluir en la tarde las actividades docentes.

 

Graduado de la Universidad de Guantánamo como Licenciado en Cultura Física, Yoandri trabaja junto a otros dos profesores del Combinado deportivo Centro con la categoría de 11 y 12 años desde el curso 2008-2009, para preparar a los futuros atletas que ingresarán a la Escuela de Integración Deportiva Escolar (EIDE) Rafael Freire.

 

“La mayoría de los niños que entrenamos provienen de las captaciones en escuelas cercanas de primer y segundo grados, quienes están acá hasta la tercera categoría, o sea 11-12 que corresponde a sexto grado, entonces pueden hacer la prueba de admisión a la EIDE”, explica Simón González.

 

Esa es la aspiración de la niña Daniela Rodríguez Bonal, del seminternado Conrado Benítez, quien es campeona provincial desde que iniciara en segundo grado. Para ella estar en el tatami es más que un entretenimiento, pues aprende a defenderse y ha hecho varios amigos.

 

Alejandro de Jesús Casero Vidal, pionero de la escuela primaria Iván Rodríguez, del reparto Caribe, en el norte de la ciudad cabecera, encuentra en el judo una fuente de inspiración, al ejecutar técnicas de desplazamiento, proyección y concentración. Asegura que ese deporte lo hace fuerte física y mentalmente. “Entre las enseñanzas del profe está la de nunca ejercer la violencia contra ninguna persona, porque las técnicas que aprendo son para la defensa”.

 

Para Wilfredo Matos Cajigal, proveniente de la primaria Josué País García y practicante desde primer grado, su momento favorito del día es cuando se pone el judogi y empieza las prácticas de agarres y proyecciones.

 

Los noveles practicantes iniciados en este arte marcial por lo general lo asumen como un interés personal, comenta el maestro del área Norte Liuban Suárez Velásquez, encargado de más de 50 menores, quien argumenta la utilidad de ese deporte para forjar la personalidad de los practicantes y ayudar a formar conductas basadas en el respeto, la disciplina, la armonía y la autoconfianza.

judo entrenamiento gtmo2 Liuban Suárez Velázquez, entrenador del área norte, encomia la práctica de ese arte marcial.

Debilidades que fortalecen

 

La urbe del Guaso aporta más del 90 por ciento de los practicantes del judo en la provincia. Le siguen, en este orden, los municipios Manuel Tames, San Antonio del Sur, Imías y Yateras, con los combinados deportivos como protagonistas.

 

Hoy la más oriental de las provincias cubanas, figura entre los seis primeros puestos del país por los resultados en la disciplina. Dicho logro constituye una recompensa ante las difíciles circunstancias en la que se practica.

 

Instalaciones en mal estado constructivo y riesgo de derrumbe, escasos materiales para la instrucción como judogi o sogas, tatamis con mediciones que distan de las establecidas (14x14 metros), o que están en mal estado, así como deficiencias con los baños y el techo, figuran en la lista de aprietos con las que lidia ese deporte a diario.

 

Realidad que según José Antonio Fernández García, metodólogo provincial de judo, es común en las dos instalaciones del municipio: una en el Combinado Centro y la otra en el Norte, esta última ubicada al lado de la piscina del reparto Caribe.

 

“Pero ante esta situación los entrenadores no se detienen y con esfuerzos propios resuelven los problemas al alcance, lo mismo en tareas constructivas que desde el entrenamiento, pues aunque normalmente este debe durar alrededor de cuatro horas, de ser necesario se extiende más tiempo para lograr mayor precisión técnica”, comenta el metodólogo.

 

Para enfrentar las dificultades, se prepara un proyecto por iniciativa de la Federación Internacional del Judo. El mismo traerá 124 piezas de tatamis para el uso de la Dirección Provincial de Deportes, con lo cual si bien no se da respuesta a la generalidad de las afectaciones, al menos existirá una inyección de esperanza para los amantes de ese arte marcial.

 

Afirma Fernández García que otro papel importante lo desempeñan las familias, por su apoyo a los profesores en las áreas. “Esta ayuda hizo posible los topes recientes en Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Granma, donde los infantes demostraron gran dominio y capacidad para enfrentarse a la competencia nacional, a realizarse en abril”, argumentó.

judo entrenamiento gtmo3Para Alejandro de Jesús Casero Vidal, pionero de la Escuela primaria Iván Rodríguez, el judo es fuente de inspiración.

En lo adelante

 

La masiva participación de representantes de todo el territorio en la Copa Rafael Carrió Alonso in memoriam, evento realizado en diciembre como homenaje al padre del judo en el Alto Oriente, demuestra que actualmente ese deporte de combate sigue estando en la preferencia de los guantanameros.

 

Con varias medallas en la categoría 11 y 12, sobre todo, nuestros yudocas se colocan entre los de mayor rendimiento en el país y tributan incluso al equipo nacional, donde nombres como Maikel McKenzie, Mikel O'Connor y Mairelis Fuentes prestigian la disciplina, la cual se mantiene con el paso de los años gracias a la sistematicidad en el trabajo de decenas de entrenadores.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS