asub23

El equipo de béisbol que representa a Guantánamo en el  V Campeonato nacional de la categoría sub-23, solo ha podido saborear 5 victorias y encaja 19 fracasos, cuando el torneo se encuentra en su recta final de la etapa clasificatoria.

Los del Guaso fueron barridos en su última subserie por Ciego de Ávila, que le encajó dos lechadas en los dos últimos desafíos, lo cual los mantiene en el sótano de la tabla de `posiciones de la zona Oriental, y del torneo en general, empatados con el decepcionante Villa Clara.

Una ojeada a las estadísticas corrobora el porqué de tan pobre desempeño en el actual torneo. Tanto en la ofensiva, el pitcheo como en la defensa, el representativo de la provincia más oriental tiene números deficientes.

Se dice por los especialistas del béisbol que para aspirar a la victoria el pitcheo representa el 75 por ciento de las posibilidades de éxito para cualquier equipo. De ahí que el promedio de carreras limpias que muestran los lanzadores de Guantánamo, (7.81), habla a las claras de la inefectividad en ese renglón determinante.

Como si ello fuera poco, a los lanzadores del Guaso le batean los equipos rivales para un elevado 326, y han otorgado 159 bases por bolas, los peores de la serie entre los 16 equipos participantes.

Sin embargo, resaltan otros aspectos negativos que lastran aún más el desempeño de los lanzadores. La defensa también se ubica como la de inferior efectividad, al cometer, nada más y nada menos que 59 errores en 24 juegos, para un 934 de average defensivo. Sin comentarios.

En la ofensiva los bateadores del sub-23 de Guantánamo promedian para discreto 251, con solo 3 cuadrangulares conectados, y utilizando la velocidad en función de la ofensiva solo han podido robar 14 bases. Igualmente acciones insuficientes para aspirar a mejores resultados integrales.

La realidad indica que el béisbol en Guantánamo continúa estancado en cuanto a resultados destacados tanto con Los Indios,  en la Serie nacional de primera categoría como en el sub-23, precisamente la principal cantera de los primeros.

Urge, entonces,  trabajar con mayor rigor en la búsqueda necesaria de nuevos talentos, de desarrollar las categorías inferiores, es decir priorizar la base para en algunos años comenzar a ver otro panorama beisbolero en el Alto Oriente de Cuba.

Fuente: Solvisión

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS