Conmemoran también la caída en combate de Antonio Maceo, hace 118 años.

operacion-tributoFoto: Lorenzo Crespo Silveira.

Con redoblado patriotismo, como cada siete de diciembre desde hace 25 años, el pueblo guantanamero volvió, con los primeros rayos del sol dominical, junto al Panteón de los Mártires Internacionalistas, en el cementerio San Rafael, de esta ciudad, para homenajear y recordar a sus 71 hijos cuyos restos reposan allí.

La peregrinación y acto por el primer cuarto de siglo de la Operación Tributo, cuando simultáneamente en los 169 municipios del país retornaron al seno patrio como semillero revolucionario los cubanos que ofrendaron generosamente sus vidas en misiones internacionalistas en Angola, Etiopía, otras naciones de África y Nicaragua, también rememoró el aniversario 118 de la caída en combate del Lugarteniente General del Ejército Libertador Antonio Maceo Grajales y su ayudante, el capitán Panchito Gómez Toro, hijo del Generalísimo Máximo Gómez Báez, de origen dominicano.

Denny Legrá Azahares, primer secretario del Partido en la provincia, Nancy Acosta Hernández, presidenta de la Asamblea del Poder Popular a este nivel, y otros dirigentes del territorio acompañaron a familiares de los caídos en el depósito de ofrendas florales ante el monumento, seguidos de miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), pueblo en general, destacadamente niños y jóvenes.

El retorno honorable a su tierra de los caídos en aquellas misiones, ante cuyas fotos, ataúdes y urnas con sus restos todos los cubanos los reverenciaron hace 25 años en cada cabecera local del país, fue recordado por José Duvergel Rodríguez, primer secretario del Partido en el municipio de Guantánamo, en las palabras centrales de la solemne ceremonia.

Calificó como sagrado deber honrar a estos mártires para que perdure en las nuevas generaciones su recuerdo, las ideas y principios por las que dieron hasta sus vidas, y contribuya a fortalecer la defensa del Socialismo, la Patria y la Revolución.

Asimismo indicó el reconocimiento y gratitud presentes en la ACRC, constituida hace 21 años. Expuso que también se cumplen 25 años de los disparos hechos contra una posta cubana de la Brigada de la Frontera Orden Antonio Maceo desde el territorio ilegalmente ocupado por la base norteamericana en la bahía de Guantánamo.

Al señalar que el venidero 10 de diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos, Duvergel denunció que el gobierno de los Estados Unidos continúa agrediéndola por más de medio siglo con la misma fracasada política de bloqueo, que ha causado dolor y sufrimiento al pueblo, lo cual constituye una violación masiva de los derechos humanos.

A pesar de ello, la Revolución continúa con el apoyo mayoritario del pueblo y el país avanza en la actualización del modelo económico, subrayó el orador. Lo que no pueden perdonar los imperialistas es que hemos hecho una Revolución Socialista, que comparte con el mundo, mientras el bloqueo es condenado por la comunidad internacional, y el imperio mantiene injustamente presos a tres de los Cinco Héroes cubanos por luchar contra el terrorismo, enfatizó.

No hay moral para juzgar a Cuba, porque somos humanistas, internacionalistas y desinteresados, como lo practican hoy los miles de colaboradores de la salud en 67 países, entre aquellos las brigadas de 256 profesionales cubanos cada una en la lucha contra el ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona, concluyó el dirigente político.

   

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar