Marisel  Salles“Es un suceso histórico”, dice la historiadora Marisel Salles Fonseca. Fotos: Leonel Escalona Furones.

 

“Lo viví con una gran alegría por toda Cuba, pero especialmente por la familia de los Cinco, por esas madres, esposas, por los hijos. Mi primer pensamiento, fue para Adriana y la posibilidad de tener un hijo, que es el sueño adorado de cada mujer”, dice la historiadora Marisel Salles Fonseca.

 

“Es un suceso histórico”, me dice, y sabe de lo que habla esta mujer. “Siempre hemos confiado en Fidel, en su visión profética, pero no en los presidentes de los Estados Unidos, de ahí que me alegró la sensatez de Obama.

 

“Hay que reconocerle su mérito, porque pudo haberse comportado como los presidentes anteriores, y agradecerlo, como hay que agradecer a estas horas todo el apoyo que en el mundo se dio a la causa de los Cinco, a la de Cuba, al que aportó algo de su dinero, al que salió a una manifestación, al que puso un cartel…”, continúa.

 

Sabe, la historia se lo ha dicho, que el dado por los dos países al restablecer sus relaciones diplomáticas es un paso pequeño, aunque decisivo. “Quedan muchas cosas por ver, qué pasará con el bloqueo, cuáles serán las condiciones de Los Estados Unidos –dice que, a través de la multinacional Telesur, escuchó también las palabras de Barack Obama-, a lo que estamos dispuestos, sin renunciar a nuestros principios”.

 

Lo que en Marisel es reflexión, en los más jóvenes es simplemente alegría. Cuentan los presentes que en la Secundaria Básica Pedro Agustín Pérez vibraron las vetustas paredes y que la algarabía duró hasta mucho después que se extinguieran las palabras del presidente de la República.

 

“Volvieron y no lo creíamos, fue una alegría muy grande porque al menos uno de nuestros héroes, Gerardo, estaba condenado a dos cadenas perpetuas, a morir en prisión”, dice Karina Vidal, de octavo grado, y otros se suman al ruedo de emociones.

 

Unos vieron el discurso en la escuela, otros, en sus casas mientras iban a almorzar, hubo quien llegó y se encontró la alegría y el abrazo, y las manos crispadas buscando el agarre querido del otro, con quien compartió la lucha.

 

“Hubo un gran escándalo. La gente empezó a gritar, a saltar…, vinieron muchos padres para la escuela, fue como si el mundo se detuviera por un momento en la alegría”, dice Hannah Alayo, quien cambió su almuerzo por la emoción, que a esas horas todavía la llena.

 

Alejandro AcostaAlejandro Acosta cree debemos seguir luchando contra el bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba. Fotos: Leonel Escalona Furones.

Todos los vieron, y hablan. Alejandro Acosta, también de octavo, dice que por Telesur oyó decir a Obama que se iba a trabajar para eliminar el bloqueo, y él, que ha vivido toda su vida bajo las consecuencias de la política criminal, entiende muy bien la trascendencia de esas palabras.

 

Raisa Martín Lobo, periodista y líder de opinión en las redes sociales bajo el nombre de La Guantanamera, lo vivió casi a solas. “Había salido y en la calle se hablaba, incluso antes de la alocución, de la liberación de Alan Gross, entonces no lo dije, pero supe que nuestros hermanos regresarían también, era lo prometido por Fidel, por nuestro Gobierno”.

 

En las redes sociales de internet, dice, había cautela. La explosión definitiva, llegó a las 12, con las palabras de Raúl. Entonces, cuenta, la red se llenó de emociones. “Por un momento, no hubo ideologías divergentes, por un momento, todo el mundo estaba contento, saludando el regreso de los prisioneros a su Patria, tanto de Gross como de los tres cubanos, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Los Estados Unidos…

 

“Hubo, en general, mucha alegría. En Twitter –una de las redes sociales más influyentes en el mundo- se mantuvo durante toda la mañana como temas fundamentales el de Cuba, Los Estados Unidos y Raúl Castro”.

 

Una alegría que siente ella misma, también por haber tenido “el privilegio” de conocer a los héroes que llegaron primero. “Uno experimenta esa satisfacción porque es el resultado de una lucha de muchos años, de ellos y nuestra, pero cuando uno los ha visto actuar, comportarse como hombres de bien, íntegros, sencillos…, entonces ese cariño crece y uno siente que son como familia”.

raisaRaisa Martín Lobo, La Guantnamera, dice que había mucha alegría en las redes sociales. Fotos: Leonel Escalona Furones.

 

Sus mensajes, en la web, así lo dicen. “A descorchar las botellas para celebrar el triunfo”, llamó La Guantanamera.

 

En la Universidad de Ciencias Médicas de Guantánamo, no se escatimó el entusiasmo. Sus aulas, pasillos y albergues, que en el pasado vieron nacer iniciativas y activismo, y recibieron a Elizabeth Palmeiro, y a Fernando González, y a luchadores por los Cinco de muchos países, hoy ven el sueño cumplido.

 

Abdel Midana Tigna, estudiante de 4to año de medicina, y natural de Guinea Bissau, es miembro del Comité de Solidaridad por los Cinco y durante los años de su carrera, a conciencia, se ha acercado al sentir del pueblo que lo acogió.

Abdel Midaga Tinga"Fue muy emocionante", dice Abdel Midana Tigna, estudiante de 4to año de Medicina. Fotos: Leonel Escalona Furones.

 

“Por eso, me alegré como un cubano más con las palabras de Raúl, y no podía creerlo, sobre todo lo relacionado con los cubanos presos por combatir el terrorismo contra Cuba desde los Estados Unidos. Todos estamos muy contentos y ya estamos preparando un homenaje, una alusión a nuestros héroes en el Carnaval de la FEU- que inicia hoy”.

 

Fueron momentos, opina, “de alegría total, eran muchos los abrazos, los gritos, la gente no podía creerlo y salían a compartir la noticia. Yo mismo se lo dije a muchos que me encontré en el camino, y me ganaba un abrazo en respuesta”.

 

Le impactó la apertura de las relaciones diplomáticas. “Es una gran noticia, aunque lo fundamental no está logrado, que es el levantamiento del bloqueo, que Cuba tenga la posibilidad real de avanzar, y desarrollarse, como se lo merece para bien de todo el pueblo”

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar