Monumento-Playita

Entre las numerosas efemérides que los cubanos estaremos conmemorando en el 2015 destacan los aniversarios 120 del arribo a Cuba, por tierra guantanamera, para incorporarse a la Guerra Necesaria de 1895, de los hermanos Antonio y José Maceo, junto a Flort Crombet, el primero de abril por Baracoa, y José Martí y Máximo Gómez, el día 11 del mismo mes por Playitas de Cajobabo.

No fue casual, y sí por la organización de los patriotas de la región, lidereados por el guantanamero Pedro Agustín, Periquito Pérez, que los principales jefes independentistas arribaron por esta región hace 120 años, y como también lo hiciera el General Calixto García, el 24 de marzo de 1896 por Maraví, en Baracoa.

En el 2015 se rememora también el aniversario 20 de esa noche, que por coincidencia de la historia fue oscura y relampagueante, en la que el 11 de abril de 1995, el Comandante en Jefe Fidel Castro llegara con sus botas hasta las arenas de Playitas de Cajobabo a esperar la hora del centenario del arribo del Maestro y diera ese ¡Salto de Dicha Grande!

Razones suficientes para que los guantanameros y las guantanameras sientan el orgullo de la historia que atesoran, y motivo por el que se trabaja en un grupo de inversiones económicas y sociales, en saludo a esta conmemoración, fundamentalmente en los municipios de Baracoa e Imías, que permitirán continuar elevando la calidad de vida de sus pobladores.

Actos políticos culturales, una asamblea solemne, encuentros de historiadores y la tradicional peregrinación de los baracoenses hasta el obelisco de Duaba, y la reedición por jóvenes estudiantes y trabajadores de la Ruta Martiana estarán entre las principales actividades.
Fuente: Periódico Trabajadores

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar