guantanamo anap canastilaSaraibi dijo que estará eternamente agradecida por el gesto tan noble de la ANAP.

28 de febrero de 2015, 5:33 pm, Sala de Recuperación del Hospital General Docente Doctor Agostinho Neto- Saraibi Lugo Perdomo permanecía allí luego de dar a luz a su tercer hijo: la pequeña Arianni Olivares Lugo. Todo había salido bien en el parto, pero fue mejor aún cuando supo que sería premiada con una canastilla por la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), algo que nunca imaginó.

“Me llevé tremenda sorpresa. Para sentirme feliz bastaba el nacimiento de mi bebé, sin embargo recibí otro obsequio, también en el momento oportuno, aun cuando había comprado algunos artículos que el Estado les garantiza a todas las embarazadas”, dijo Saraibi.

Muy emocionada, la joven que nació 20 años atrás en La Mora, intricado paraje del montañoso municipio de El Salvador, dijo a Lomerío que estará eternamente agradecida por ese gesto tan noble.

Ella no quiso seguir los estudios cuando terminó el sexto grado y se convirtió en ama de casa y ayuda a su esposo, Yoel Olivares Ramírez, campesino de la Cooperativa de Créditos y Servicios Orlando Pantoja, quien tiene una finca de cuatro hectáreas en la que cultiva café, plátano frutas, frijoles… para el sustento de la familia compuesta también por otros dos hijos pequeños.

Hasta la modesta vivienda de la agasajada, ubicada en la referida estribación entre Bayate y Limonar, llegaron los integrantes del Buró Provincial de la ANAP a entregarle a Saraibi la canastilla, conformada por cuna, colchón, mosquitero, sábanas, almohadas, ropones, crema, jabones, detergente y demás utensilios necesarios para asegurar mejor atención a la bebé.

Enrique Romero Pérez, presidente de la Asociación en la provincia, le explicó a la recién parida que la idea de regalarle una canastilla era consecuencia de un acuerdo del Buró Nacional que decidió entregársela a la mujer que primero diera a luz el día de las asambleas municipales y provinciales con vistas a su XI Congreso, a celebrarse del 15 al 17 de mayo.

Le dijo que en el caso de ella el privilegio era mayor para los anapistas por ser campesina y que su ajuar había sido confeccionado con el aporte dinerario de los asociados del municipio de El Salvador.

De las nueve canastillas restantes que previó asignar la ANAP guantanamera en la misma cantidad de asambleas, entregó cuatro a paridas de los municipios de Guantánamo, Baracoa y Maisí, así como a la que dio a luz el día del congreso provincial, dijo Dayuris Turcás Lescaille, integrante del Buró provincial.

Dayuris precisó que además de las canastillas, este año la organización entregó donativos a hogares maternos y los campesinos y cooperativistas repararon 25 consultorios médicos en zonas del Plan Turquino, fundamentalmente, en saludo al congreso.

“Esas acciones y la entrega de más de 170 canastillas en el país hasta el día del evento, con el cual termina el proceso de balance, renovación y/o ratificación de mandatos, son muestra del trabajo conjunto entre la ANAP, la Federación de Mujeres Cubanas y la dirección de Salud”, dijo al respecto Rafael Santiesteban Pozo, presidente de la organización campesina en Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar