bazarMuestra del resultado de la implementación de las medidas para el reordenamiento del sector no estatal de la economía cubana y dirigido a continuar perfeccionando y flexibilizando el ejercicio de esta forma de gestión, se erige El Bazar, que acoge en Guantánamo alrededor de 53 trabajadores por cuenta propia desde el sábado pasado, cuando fue inaugurado durante las celebraciones por el 54 aniversario de la Federación de Mujeres Cubanas.

El Bazar, ubicado en el antiguo Hotel Washington, en la calle Calixto García entre Flor Crombet y Emilio Giró, constituye el primero de su tipo en la ciudad capital –la estrategia se aplica también en otras provincias del país-, como parte de la iniciativa local para agrupar y organizar el comercio particular en el territorio.

“A partir de las 8:30 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde brindamos servicios de bisutería, calzado, barbería y peluquería, talabartero, útiles del hogar, modisto-sastre, baño público, venta de discos, alimentos ligeros y artesanos de alfarería, entre otras actividades que se incorporarán según la demanda”, detalla Walter terrero Rodríguez, secretario general de los cuentapropistas en el centro de la ciudad.

En la construcción del espacio comercial se utilizaron 260 mil pesos en moneda nacional y 40 mil en pesos convertibles, y colaboraron una brigada constructora holguinera de cuentapropistas, trabajadores particulares que laboran en la instalación y varios organismos de la administración pública en el territorio.

Especialistas de planificación física consideraron la experiencia de otras provincias como Santiago de Cuba para la ejecución de este proyecto, así como regulaciones de patrimonio en función de mantener las características arquitectónicas en el centro histórico de la urbe guantanamera.

Foto: Leonel Escalona Furones

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar