familia cubana

El tratamiento y protección de los menores en la práctica judicial cubana centró los debates del III Taller provincial de procedimiento especial de familia, auspiciado recientemente por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y el Tribunal provincial Popular.

Se presentaron media docena de ponencias que abordaron temas como las intervenciones de la Fiscalía en asuntos civiles y de familia, buenas prácticas en los tribunales municipales de Imías y San Antonio del Sur, además de otros relacionados con el cuidado de los hijos ante el fenómeno migratorio cubano.

Con una frecuencia anual, el Taller “pretende uniformar la práctica judicial en materia de procesos de familia”, por la importancia que tiene esta institución para la sociedad cubana en medio de las transformaciones que se viven hoy, señaló Miriam Elaine Navarro, presidenta del Tribunal provincial Popular.

Por su parte, Oceanía Orihuela Bigñote, secretaria de la FMC en Guantánamo, insistió en la necesidad de que la organización, en especial las Casas de Orientación a la Mujer y a la Familia, y las comisiones multidisciplinarias, sean más activas en el beneficio de los núcleos fundamentales de la sociedad y la solución de sus conflictos.

“Las Casas de Orientación, que tienen en Baracoa ejemplo de buen funcionamiento, deben funcionar más como medios alternativos para resolver desavenencias en los hogares, sin llegar a los tribunales”, destacó Orihuela Bignote.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS