elsalvador

El levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956, en espera del arribo  del yate Granma, conmemorarán en el batey del antiguo central Ermita, municipio guantanamero  de El Salvador, donde hace 59 años fue ocupado el cuartel de la localidad.

Un acto político-cultural, en el batey del  ingenio Costa Rica, evocará aquella acción, comandada por el entonces dirigente ferroviario Julio Camacho Aguilera, a quien en septiembre de 1955  Frank País y Pedro Miret habían designado Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio en el territorio más oriental.

El hoy Comandante del Ejército Rebelde y sus hombres, además de neutralizar la instalación militar,  descarrilaron un tren con ganado, y entorpecieron la vía  para impedir el envío de refuerzos del ejército batistiano a Santiago de Cuba por ese tramo, por donde aun transita el ferrocarril Guantánamo-San Luis,

Los combatientes cortaron las líneas eléctricas, telefónicas y telegráficas que enlazaban a las dos regiones más orientales de la Isla, e incendiaron el importante puente ferroviario de Belona, a pocos kilómetros de Ermita.

“Gracias a esas acciones la dictadura se vio imposibilitada de enviar refuerzos de hombres y armamentos a Santiago de Cuba”, afirmó a ACN  el octogenario Juan Escardó Cambronero, participante en aquella jornada, aun viva en su memoria.

Según la investigadora Ana Esther Tito, Guantánamo cumplió con creces su tarea principal de impedir la movilización de un contingente castrense hacia la vecina ciudad, escenario principal del levantamiento, encabezado por el Movimiento 26 de Julio, con Frank País a la cabeza.    

Fuente: ACN

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar