conmemoran 30 noviembreFotos: Lorenzo Crespo Silveira

Las acciones del 30 de Noviembre de 1956 en el batey del antiguo central Ermita (Costa Rica) , en apoyo al desembarco del Granma, fueron recordadas en el mismo sitio de los acontecimientos durante un acto político cultural presidido por el Comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera, protagonista de aquella epopeya bélica en el hoy municipio de El Salvador.

El aniversario 59 del levantamiento armado fue conmemorado por el líder militar junto a otros combatientes de la gesta, cuando el entonces dirigente ferroviario ocupó el cuartel de la localidad por orden de Frank País, quien en septiembre del año anterior lo había designado jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio en el territorio más oriental de la Isla.

En el acto, presidido además por Denny Legrá Azahares, primer secretario del Partido en la provincia, la pionera Yelina Torres describió las acciones dirigidas por Camacho Aguilera para impedir el envío de refuerzos del ejército de Fulgencio Batista a Santiago de Cuba, y dio a conocer el compromiso de las nuevas generaciones de defender, a cualquier precio, la libertad.

Camacho Aguilera expresó la satisfacción de estar nuevamente junto a hijos y nietos de aquellos bravos combatientes del Ejército Rebelde, quienes guiados por el Comandante en Jefe Fidel Castro, hicieron realidad sueños defendidos desde los mambises y cuya defensa es el reto planteado a las actuales generaciones de cubanos

En la ceremonia se entregó la Distinción Rafael María de Mendive a la educadora Georgina Cardó Silega, el Sello 120 aniversario del Desembarco por Playitas de Cajobabo a Justina Cardona Montero, destacada federada del territorio y el carné del Partido y la Unión de Jóvenes Comunistas a estudiantes y trabajadores.

conmemoran 30 noviembre2Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar