jutía conga en maisí

Ejemplares de jutía conga (Capromys pilorides pilorides) fueron introducidas en las áreas protegidas Maisí-Caleta y Punta de Maisí con el propósito de reproducir esa especie animal, cuyas poblaciones se reportan amenazadas.

 

Hasta el momento la zona cuenta con más de 70 crías de las cuales 16 están en vida silvestre y en espacios naturales para repoblar el área que se vio afectada por la disminución de este mamífero a consecuencia de indebida caza, denunció Rider Lobaina Durán, jefe del departamento Técnico de Conservación en la Unidad Empresarial de Base Flora y Fauna en la provincia.

Es la segunda vez en el año que estos animales son reintroducidos en las referidas zonas y su repoblación forma parte del proyecto "Manejo en cautiverio y semicautiverio de la jutía" iniciado en 2015 para aumentar de manera sostenible esas especies, explicó Lobaina Durán.

La Capromys pilorides pilorides puede encontrarse en casi todas las regiones de Cuba, viviendo en hábitat tan disímiles como manglares, pinares, ciénagas y matorrales; también en cuevas y laberintos entre las raíces de los árboles o en las grietas de las rocas.

La jutía ocupa un lugar importante en el ecosistema y en la cadena alimenticia y tiene la capacidad de adaptarse a la vida silvestre y en semicautiverio, concluyó el jefe del departamento Técnico de Conservación.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS