acueducto trabajos

La eliminación de las pérdidas de agua, el aumento de la presión en la distribución del líquido y la mejora en la calidad del servicio prestado a la población, constituyen ya beneficios de las obras acometidas por medios y personal de la Delegación del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en Guantánamo.

Los trabajos que actualmente asume la brigada de Rehabilitación de Redes de esa entidad en Martí y 13 Norte (en las proximidades del puente de Barceló, sobre el río Bano), forman parte de una inversión que concluirá en septiembre de este año, e incluye la renovación total de las conductoras del acueducto Guaso, que abastece al 75 por ciento de la capital provincial, explicó Juan Carlos González Dalmau, subdelegado adjunto del INRH aquí.

Se eliminó la pérdida anual de seis millones de metros cúbicos de agua con la puesta en funcionamiento en 2015 de dos nuevas conductoras de 6,5 kilómetros cada una, desde la presa Faustino Pérez hasta el nudo 106 en las proximidades de la ciudad, para continuar hasta el presente los aludidos trabajos actuales en dos kilómetros que generan los mencionados beneficios.

Con esto va a ser nueva la conductora Guaso, se eliminan pérdidas por salideros y mejora la presión, subrayó el especialista. Detalló que para ello se puso una tubería de centro acero adosada al puente de Barceló y conectada a las soterradas de polietileno de alta densidad (Pad), así como válvulas de distribución para operar el sistema.

Las mejoras del servicio por estos trabajos en el acueducto Guaso incluyen las zonas residenciales del reparto Caribe, norte, centro y oeste de la ciudad.

Al mismo tiempo, González Dalmau insistió en el ahorro del líquido, dado el actual bajo régimen de lluvias y la insuficiente disponibilidad en las presas del territorio, que acumulan solo el 36 por ciento de su capacidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS