1martí caidaJosé Julián Martí Pérez cayó en combate el 19 de mayo de 1895 en Dos Ríos, actualmente perteneciente al municipio Jiguaní, en la provincia Granma.El 12 de mayo de 1895 habían llegado José Martí y sus compañeros a los campos de Dos Ríos. Allí establecieron su campamento, para dedicarse a despachar correspondencia, trasmitir órdenes, organizar e instruir sus fuerzas, recibir datos e informes de las operaciones de guerra y esperar refuerzos.

En el lugar todos lo llamaban Martí "El Presidente", por sus discursos elocuentes que hacían llorar al más veterano de los patriotas. Martí atendía a todos en el campamento, cuidando a los heridos; escribiendo y hablando siempre de la Patria.

Todo transcurría normal, hasta que se tuvieron noticias de que llegaba a Palma Soriano un convoy custodiado por una fuerte columna, al mando del Coronel español José Ximénez de Sandoval, que seguiría después a "Las Ventas de Casanova", a fin de aprovisionar toda esa línea de fuertes. Para evitar tal hecho el General Máximo Gómez decidió atacarlo. Martí fue dejado en el campamento para no comprometer la vida del principal líder e impulsor de aquella Guerra Necesaria.

Gómez salió el día 17 con 40 jinetes, pero no encontró nada en el lugar indicado, de ahí partió a Remanganaguas, llegando en el momento en que el enemigo entraba en el pueblo. Pero los españoles al conocer que lo esperaban emboscados en el camino salieron sigilosamente. El General al no ver salir a las tropas enemigas, pese a su vigilancia, decidió retirarse el 19 de mayo para la Bija, lugar donde acampaba Martí.

Al llegar al campamento de "La Bija" no encuentra a Martí y demás fuerzas por haberse estos trasladados para "La Vuelta Grande", lugar apropiado para acampar las tropas, y haber más pasto para los caballos.

La llegada del General Gómez al campamento fue causa de gran alboroto y alegría. Formaron las fuerzas y hablaron los Generales Gómez y Bartolomé Masó, y también habló Martí.

El 19 el Coronel Sandoval ya sabía que había insurrectos por la zona pero no comunica su intensión de atacarlos y sigue adelante con mucho sigilo. Al llegar a Limones vadea el río y prosigue la marcha por el camino de Remanganaguas a Dos Ríos.

Al llegar a Dos Ríos, precisamente al lugar llamado La Jatía, hace alto, dado que ya tenían noticias de la cercana1Marti mausoleoMausoleo en el santiaguero cementerio Santa Efigenia, sitio en que descansan los restos de Martí desde el 30 de junio de 1951. ubicación del campamento cubano –incluyendo la presencia de alguien importante al que nombraban Martí-, en el que hubo tranquilidad hasta que se escucharon tiros en dirección del camino de Dos Ríos. Era la avanzada española disparando a una patrulla mambisa.

Gómez de inmediato ordena atacar con gran ímpetu a la avanzada enemiga, y le indica a Martí "retirarse hacia atrás que aquél no era su puesto".

Martí, ante la ruda lucha que estaba presenciando, y de los ineficaces ataques contra las líneas enemigas, se lanzó a la lucha, diciéndole al ayudante del General Masó, Ángel de la Guardia: "vamos a la carga, joven", emprendiendo la carrera con su revólver desenfundado.

Corría el caballo de Martí, guiado solamente por el sonido de los disparos, y en su loca carrera, atravesaron el río Contramaestre y cayeron en la zona de fuego de los fusiles enemigos.

Los españoles abrieron una intensa lluvia de balas sobre ellos, pero Martí siguió avanzando con un valor temerario, hasta caer, mortalmente herido, "de cara al sol".

Ha muerto el Apóstol, tres disparos impactaron en su pecho al nivel del puño del esternón, que quedó fracturado; otra, que le entró por el cuello, le destrozó, en su trayectoria de salida el lado izquierdo del labio superior, y otra más lo alcanzó en un muslo.

Murió así, en combate y a caballo, José Julián Martí Pérez, líder del movimiento patriótico y máxima figura del Partido Revolucionario Cubano, el 19 de mayo de 1895 en Dos Ríos, actualmente perteneciente al municipio Jiguaní, en la provincia Granma.

Su cadáver estuvo allí, y todo el mundo supo de la pérdida y de lo que significaba para el ferviente momento de revolución y lucha. Sabían todos cuanto había perdido la Patria, pero aún así continuaron una lucha que no permitiría la pérdida de las ideas del Apóstol, que no permitiría la muerte de Martí.

Posteriormente, con la llegada en el nuevo siglo de la República dependiente como neocolonia de Estados Unidos, algunos pensaron que Martí había muerto, pero la historia demostró que estaba vivo, la generación de 1953 bajo el mando de Fidel, defendió con sus vidas las doctrinas del Apóstol.

"Traigo en el corazón las doctrinas del Maestro y en el pensamiento las nobles ideas de todos los hombres que han defendido la libertad de los pueblos", con ese pensamiento, comenzó Fidel Castro una lucha que acabaría con el Triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959 y que aún continúa a través de todos los procesos que se viven actualmente.

La figura histórica de Martí es sin duda alguna uno de los pilares esenciales en la génesis del pensamiento revolucionario cubano y en la firmeza irrevocable de los sentimientos patrióticos.

Por eso y por lo que representa para cada cubano su patriotismo, humanismo, antimperialismo, por su legado a 121 años de su caída en combate, no morirá el Apóstol, simplemente, porque no queremos que muera, porque moriría un pensamiento, una historia, una Revolución y un futuro.

1jose-marti

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

La Avenida Ernesto Guevara se revitaliza (+Fotos)

avenida che guevara 2 avenida che guevara 4avenida che guevara 8

Asesorado por el Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad, un proyecto de reanimación pretende revitalizar esta concurrida arteria, desde los puentes de Prado y Aguilera hasta el monumento erigido al Che, en la rotonda conocida popularmente como La Formadora.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar