falta de agua en sur de guantanamo Fotos: Cortesía de Recursos Hidráulicos

En una entrevista exclusiva para Venceremos, Alfredo Correa Álvarez, delegado de Recursos Hidráulicos en la provincia, Agustín Realín Hernández, director general de la Empresa de Acueductos y Alcantarillados y Maryoris Rubio Bonome, directora de Proyectos Hidráulicos, responden ante las afectaciones en el abasto de agua al sur de la ciudad de Guantánamo.

¿Cuáles son las causas fundamentales de estos fallos?

Fue una concurrencia de problemas que inició el 21 de junio, con la rotura de una de las tres bombas de la estación de bombeo Guanta. Eso disminuyó el caudal que entrega el acueducto a esa zona de la ciudad, de 400 litros por segundo a unos 200, y tuvimos que ampliar los ciclos de distribución a cuatro días. Ese, es el problema de fondo.

Lo segundo, circunstancial, fueron varios fallos en el sistema de cloración con escapes de clorogás, que nos obligaron a detener el servicio de agua en diferentes ocasiones, del 3 al 8 de julio: primero, por el peligro del vertimiento químico teniendo poblaciones cercanas y, segundo, el hecho de que no podemos distribuir agua sin tratar.

Justo el día 8, cuando estabilizamos el hipoclorador, se rompió una conductora que atraviesa la zona donde se construye la planta potabilizadora, lo cual detuvo el servicio durante 48 horas.

Con menos incidencia, pero sumándole tensiones a todo esto, hubo algunos cortes de electricidad por fallas en los circuitos. Todo ello trajo afectaciones de varios días, tanto para la población, que demanda unos 300 litros por segundo, como para las industrias, que tienen su propia conductora y una entrega de 100 litros por segundo.

Cuando se rehabilitó Guanta, había cuatro bombas, previendo la disponibilidad de una reserva ante casos de emergencia…

La estación de bombeo solo trabaja con las tres bombas necesarias para cubrir el caudal, pues la cuarta se rompió hace un año. En general, todos los equipos han sufrido tal desgaste, que más o menos desde el mismo tiempo habíamos solicitado cuatro nuevos para sustituirlas, que ya están en nuestras manos.

¿Cómo lograron solucionar, entonces, esa concurrencia de adversidades?

Lo más grave fue la rotura del día 8, en una conductora de hormigón precomprimido que estaba previsto rehabilitar más adelante, como parte de la inversión de la planta potabilizadora, pero la vida es más rica que los planes.

Así que, con la rotura encima, decidimos adelantar las cosas y no solo “coger” el quiebre, sino cambiar todo el tramo que restaba por 50 metros de una tubería de polietileno de alta densidad (Pead) de 630 milímetros.

Trabajamos durante 40 horas, desde el propio día de la avería hasta el domingo 10 en la noche, madrugadas incluidas.

Tuvimos varias cosas a nuestro favor. Primero, que como el cambio de conductora se planificó, teníamos lo necesario a pie de obra, lo cual, de ser diferente y teniendo en cuenta los grandes diámetros, nos hubiera tomado más de una semana.

Nos ayudó, en segundo lugar, el equipamiento que ya teníamos del importado para el Acueducto del este de la ciudad, incluido un sistema de luces que posibilitó las labores en horario nocturno. Todo eso hizo posible que resolviéramos el problema en 48 horas. La solución que aplicamos fue la proyectada, y la más rápida -el fraguado del hormigón hubiera tomado días.

En ese tiempo, en el que recibimos el acompañamiento de las autoridades, como variante para paliar la situación, movilizamos 13 carros cisternas y trasegamos agua del centro al sur de la ciudad, para garantizar el funcionamiento del Hospital Infantil, una “transferencia” que mantendremos para apoyar el suministro en esos días.

Esta crisis, por añadidura, nos hizo asumir otras actitudes para mejorar el servicio de carácter permanente.

¿De qué estaríamos hablando?

Así como adelantamos el cambio de la conductora, decidimos terminar este mes la rehabilitación del tanque del sur, con una capacidad de cinco millones de litros de agua que, además de garantizar presión a los circuitos y la calidad del abasto en momentos de gran demanda, nos permitiría entregar el líquido durante cuatro horas sin necesidad de bombear.

Movilizamos una brigada de Rehabilitación de redes que apoyará a los constructores del Micons. En el tanque, solo faltan unos 500 metros de instalaciones para la salida del agua hasta las redes de la ciudad, y un desagüe que estamos haciendo como parte del proyecto original, de modo que esta solución es la definitiva.

También, y aprovechando que las tenemos en nuestro poder, comenzamos el montaje de las electrobombas en dos etapas, de acuerdo con un cronograma bien diseñado en tanto no son iguales a las anteriores y requieren de un proceso de instalación de, al menos, un mes.

Primero se montarán dos, que deben estar listas para mediados de agosto, y luego las restantes, que entrarían en funcionamiento a partir del 15 de septiembre. El tanque, más las bombas, terminarían de restablecer la normalidad.

¿En qué situación está el sur, en estos momentos?

Todavía, hasta mediados de semana, se sintieron los efectos de la rotura que terminamos de arreglar el domingo, pues el agua se da progresivamente, por circuitos. Estamos, en general, tratando de estabilizar los ciclos, pero hay mucha ansiedad y eso conspira contra la normalidad de la distribución, sobre todo manipulaciones de válvulas por la población, e incluso la rotura de una.

El miércoles terminamos de darle agua a los cuatro circuitos en una primera vuelta tras estas afectaciones, aunque quedaron algunos lugares que no les llegó -Carlos Manuel entre 13 y 14 Sur, ejemplo- que se solucionan con pipas, y el jueves empezó un segundo ciclo que debe ser mejor, pues las personas ya almacenaron un poco del líquido, y deben estar menos ansiosas. El ciclo se mantiene cada cuatro días.

De momento, tenemos agua. La Yaya, con una capacidad de 160 millones de metros cúbicos y principal fuente del sur de la ciudad y Caimanera, está a un 21 por ciento de llenado, y Faustino Pérez, a un 96 por ciento.

falta del agua en sur de guantanamo2 Fotos: Cortesía de Recursos Hidráulicos

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

La Avenida Ernesto Guevara se revitaliza (+Fotos)

avenida che guevara 2 avenida che guevara 4avenida che guevara 8

Asesorado por el Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad, un proyecto de reanimación pretende revitalizar esta concurrida arteria, desde los puentes de Prado y Aguilera hasta el monumento erigido al Che, en la rotonda conocida popularmente como La Formadora.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar