maria miras

Una foto junto al Comandante en Jefe Fidel Castro da la bienvenida a su hogar. Las paredes, decoradas con diplomas y reconocimientos, evidencian su largo recorrido como dirigente política. Más de veinte medallas y sellos conmemorativos son guardados celosamente, para que no los desvanezca el paso de los años, y el olvido.

Comunista de corazón, militante activa, María Mirás San Jorge conserva el ímpetu que, durante cinco décadas, entregó a la dirección política y administrativa en diferentes entidades estatales de la provincia y que ahora dedica al trabajo en los Comité de Defensa de la Revolución (CDR).

“Recién regresaba a Guantánamo tras incorporarme, como fundadora, a las brigadas femeninas en las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR), fue entonces cuando me incorporé al trabajo de los CDR. En esta organización me formé como revolucionaria y como persona, en ellos aprendí sobre dirección y liderazgo.

“Recuerdo como si fuese hoy la creación de los Comités y los núcleos de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en el Central Costa Rica y sus granjas. Recorríamos aquellos lares a caballo, lo más importante era cumplir la tarea de extender la organización a las zonas rurales y defender desde allí la Revolución”, explicó.  

Mucho ha pasado desde entonces y en el camino, María Mirás ha estado en cinco congresos de los CDR, ostenta la Medalla del Barrio entre su veintena de condecoraciones, y es una de las tres mujeres guantanameras honradas con la Medalla Vilma Espín, que otorga la FMC.

“El verdadero revolucionario -acentuó- lo es también en su casa y en su barrio. Unos son más eufóricos, otros más reservados. Yo me he vinculado a los CDR porque me gusta, es una cuestión de entusiasmo y reconocimiento, porque esta organización pesa mucho en el futuro de la Patria”.

Pero su rostro se abruma cuando piensa en el presente, y en los retos que tienen ante sí la organización. Se impone perfeccionar cada vez más su funcionamiento y aumentar la participación comunitaria, para ganar poder de convocatoria. Esta Heroína del Trabajo así lo percibe, en tanto advierte con preocupación que para ello, es preciso sumar a la juventud.

maria miras junto fidel

“A veces los jóvenes no participan porque no los convocan. Los que dirigimos hoy en los distintos niveles los CDR, fundamentalmente en la base, tenemos que avisarles de las actividades, no solo en la cuadra sino en la circunscripción, en la zona.

“Hay que conversar con ellos, atraerlos y explicarles cómo funciona la vida en la organización. En eso pueden y deben ayudar también el núcleo del Partido Comunista de Cuba y la FMC.

“Está llegando el momento en que los jóvenes van, necesariamente, a tomar las riendas de la dirección política del país. No lo harán de igual manera, porque los tiempos son otros, pero al final lo más importante es defender lo que se ha construido. Y no hablo solo de los enemigos externos, que ya sabemos que están, hablo también de los malhechores, de los apáticos. Fidel hizo hace años un llamado que aún está vigente. El robo, la delincuencia y el chisme, también destruyen la Revolución”, afirmó.

Convocatorias masivas a zafras cañeras o recogidas de café, repartición de equipos electrodomésticos, donaciones de sangre y trabajos voluntarios llegaron a borbotones a su memoria. Y rememoró los tiempos del enfrentamiento político extremo, cuando la continuidad del proceso revolucionario dependía de la vigilancia combativa y la denuncia de los infractores.

Sin embargo reconoce que a pesar de las carencias, la participación era mejor entonces.

“La sociedad ha cambiado mucho y cada día las personas están más dentro de sus casas, se van separando de los otros vecinos y en ocasiones, pierden el hábito de trabajo colectivo. Esto degrada nuestros valores sociales, y aunque los años pasan, para defender la Revolución hay que fortalecerla en los barrios, otorgando mayor poder al barrio y resolviendo sus problemas, pues de estas soluciones depende, en buena medida, la identificación de los vecinos con la organización.

“En los CDR están agrupados los diferentes sectores sociales. Niños, adultos, médicos, dependientes, amas de casa. Solo mediante esta organización es posible llegar a todo el mundo: al viejo desatendido o que hace lo que no debe, al niño descarriado. Es como una gran familia. El día que desaparezcan los CDR desparece la Revolución”, concluye.

maria miras medalla condecoraciones

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Pan de jamón y queso

pan de jamon y queso 2 pan de jamon y queso 7pan de jamon y queso 1

Hoy traemos una receta sorprendente: el exquisito Pan de Jamón y Queso. Es una receta familiar de origen español del arquitecto Roberto Arizmendi. El Pan de Jamón y Queso es un pan típico para fiestas o momentos especiales que será relleno con uvas pasas, aceitunas y por supuesto jamón y queso. Esperamos les guste.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar