energia aprovechamientoLa dependencia de los combustibles fósiles para el 2030 disminuirá de 95 a 38 por ciento y las fuentes renovables de energía aumentarán del 5 al 62 por ciento. Foto: Lorenzo Crespo Silveira

Cuba prevé para el 2030 cambiar su matriz energética, tal y como lo ratificó en la Cumbre del Clima de París en diciembre del 2015. La idea, incrementar el uso de las Fuentes Renovables de Energía, FRE, en la generación eléctrica.

De acuerdo con los proyectos el país aspira producir ese año el 24 por ciento de la electricidad con empleo de las principales fuentes de energía limpia: la solar, gracias a una radiación que supera los cinco kiloWatts por hora por metro cuadrado diarios, la biomasa, el viento y el agua.

No obstante el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en la clausura del Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la VIII Legislatura, 27 de diciembre del pasado año, subrayó la necesidad de trabajar duro para superar ese presupuesto.

Subrayó que “esta pequeña isla no produce todo el combustible que necesita, debiendo importar volúmenes considerables, cuyo costo afecta considerablemente la economía”, y llamó a acelerar el desarrollo de las Fuentes Renovables de Energía, que actualmente sólo significan un 4,65 por ciento de la generación de electricidad”.

La transición busca disminuir la dependencia del petróleo, reducir las ineficiencias eléctricas, el alto costo de la energía, y contribuir además, al cuidado del medio ambiente.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Uso Racional de la Energía (ONURE) hoy solo el cuatro por ciento de la electricidad generada en la Isla está libre de combustibles fósiles.

Según un estudio de Conrado Moreno Figueredo, profesor Titular del Centro de Estudio de Tecnologías Energéticas Renovables, la energía renovable del país parte de siete parques fotovoltaicos (PSFV), cuatro eólicos, más de 800 plantas de biogás, nueve mil paneles solares independientes, 57 centrales productores de electricidad con residuos de la producción azucarera y 169 instalaciones hidroeléctricas.

Guantánamo, según el programa previsto para el 2030, tendrá una capacidad instalada en potencia de más de 200 MegaWatts de energía limpia, y sus mayores oportunidades están en la fuerza hidráulica, la eólica y la solar, informó Gustavo Fernández Salva, especialista en Uso Racional de la Energía.

En ellas se sustenta el proyecto de incremento del aprovechamiento de las FRE hasta más de un 60 por ciento en el 2030, a tenor con los Lineamientos aprobados por el VI Congreso del Partido, subrayó Ernesto García Infante, representante de la Empresa Desarrolladora de Inversiones en Fuentes Renovables de Energía aquí.

Guantánamo y el futuro energético

Guantánamo hoy solo produce el cinco por ciento de su energía a partir de las FRE, esencialmente por el parque fotovoltaico Santa Teresa-Los Güiros, y 51 hidroeléctricas, la mayoría en zonas montañosas y aisladas del SEN.

En Santa Teresa existen tres emplazamientos con más de 20 mil paneles y una potencia de 5,1 MegaWatts pico (MWp) -suficiente para sustentar el consumo de 10 mil viviendas-. Esas instalaciones generan cada año alrededor de ocho mil 670 MegaWatts hora, ahorran cerca de dos mil 418 toneladas de diesel y evitan emitir más de seis mil toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

El nuevo segmento de ese parque, iniciado en julio de este año, permitirá crecer hasta los 6,5 MWp, precisó García Infante.

Anunció que en materia de energía fotovoltaica se invierten más de tres millones de pesos en otro parque -aún en construcción- en el municipio de Niceto Pérez, en las cercanías de la comunidad de la Yaya, que tendrá 1,2 MWp y posibilitará satisfacer la demanda del lugar, principalmente al mediodía, en horario pico.

Comentó que tras el paso del huracán Matthew, se instalaron otros 100 kWp con paneles solares en la Punta de Maisí, primera etapa inversionista de un programa que debe incrementar la capacidad hasta 1.2 MWp.

El agua, otra fuente renovable, tiene una potencia instalada en la provincia de más de cuatro mil 786 kilowatts (kW), magnitud que convierte a Guantánamo en el segundo mayor productor de electricidad generada por la fuerza fluvial en Cuba, detrás de la UEB Hanabanilla, en Villa Clara.

Existen en el Alto Oriente más de 50 instalaciones generadoras con fuerza hidráulica, incluidas tres pequeñas centrales hidroeléctricas con potencias de entre 500 y 5 mil kW, microhidroeléctricas (hasta a 50 kW), y minihidroeléctricas (51 a 500 kW).

Entre las pequeñas hidroeléctricas clasifica la Guaso, en el municipio de Manuel Tames, la segunda más antigua de Cuba, funciona con la mayoría de sus máquinas originales desde 1917 con potencia de mil 800 kW.

Este año las hidroeléctricas generaron 11 mil 694.26 MWh, equivalentes a 3 mil 40 toneladas de CO2 dejadas de emitir a la atmósfera, en tanto se dejaron de quemar 9 mil 706 toneladas de combustible fósil, según datos de la UEB Hidroenergía en la provincia.

También los residuos porcinos son fuente energética procesada en las más de 35 plantas de biogás del territorio, que se incrementarán con más de 10 nuevos digestores. Empleados en la cocción de alimentos, alumbrado y los mayores pudieran asociarse a la generación de electricidad.

Explotar las FRE

“Es hora de cambiar mentalidades, de movernos más rápido porque la tendencia, en general, de cualquier país que piense en ganar en desarrollo, es al incremento de las producción y los servicios mejorando la eficiencia energética y el uso de las energías renovables”, comenta Gustavo Fernández Salva, también premio nacional Vida y Obra de Ingeniería 2016.

El ingeniero considera que Guantánamo está en una situación favorable en relación con el potencial estudiado de las fuentes renovables a tenor con los propósitos para el 2030 de cambiar más de la mitad de la matriz energética.

No obstante, precisa, “continúan los trabajos de investigación en lugares con potencialidades para la creación de parques fotovoltaicos, como es el caso de 13 áreas en zonas como los Siguatos, de San Antonio del Sur, Imías, Los Cocos y El Peral, por solo mencionar algunos.

El 2017 –tercia García Infante- se iniciará la construcción de un PSFV con capacidad de 2.2 MWp en las cercanías de la subestación 110/34.5 kV de Guantánamo y se aspira acondicionar Los Siguatos para instalar 4.4 MWp. También está en proyecto la ejecución del parque eólico en la Punta de Maisí, con potencia de 174 MW.

A pesar de las iniciativas, insiste el experto “hacen falta nuevas ideas encaminadas al aprovechamiento del radiante sol que tenemos, los cauces, y los fuertes vientos que soplan en la parte norte de la más oriental de las provincias”.

Finalmente, Fernández Salva comparte su visión de futuro en cuanto a las FRE. “Creo que no solo debemos centrarnos en construir grandes parques solares, sino que sería beneficioso colocar pequeños sistemas sobre los edificios y casas; así como vender calentadores solares a las personas y otros aditamentos que mejorarían la economía familiar, y reducirían el consumo de combustibles fósiles y las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera”.

energia aprovechamiento2 La gráfica muestra la matriz energética de Guantánamo en el 2030. Cortesía Ernesto García Infante

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Pan de jamón y queso

pan de jamon y queso 2 pan de jamon y queso 7pan de jamon y queso 1

Hoy traemos una receta sorprendente: el exquisito Pan de Jamón y Queso. Es una receta familiar de origen español del arquitecto Roberto Arizmendi. El Pan de Jamón y Queso es un pan típico para fiestas o momentos especiales que será relleno con uvas pasas, aceitunas y por supuesto jamón y queso. Esperamos les guste.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar