desembarco calixto garcia

No era de noche como hace 120 años, pero igual la emoción invadía a los tripulantes. A lo lejos, una antorcha les anuncia el lugar justo para el desembarco y los pequeños botes se acercan a la playa Maraví donde un mar de pueblo los espera impaciente.

Tras saltar al agua con los cargamentos, el grupo de destacados jóvenes de los contornos que simulaba el otrora arribo por esa región baracoense del general Calixto García para incorporarse a la Guerra Necesaria, es esperado por varios campesinos que a caballo imitan a las tropas mambisas que dirigidas por el coronel Félix Ruenes recibieron al héroe insurrecto holguinero aquel 24 de marzo de 1896..

Tras los abrazos de bienvenida, no demoró en sonar el aplauso de los habitantes del propio Maraví y de una representación del Consejo Popular Cayogüín donde se encuentra ubicada dicha zona, y a continuación dio inicio el acto para rememorar aquel desembarco independentista que nuevamente tomó a las costas de Baracoa como punto de llegada.

“Cuba recuerda este hecho como símbolo ejemplar de la resolución patriótica y fe indestructible en la victoria de nuestros mambises. Baracoa fue siempre territorio de patriotas y eso explica el desembarco de varios de los jefes de la Guerra Necesaria por esta región, porque en ella se sentía segura y salvada la Revolución. Ese alto honor los convierte en vanguardia mambisa de Cuba, distinción refirmada por esa peregrinación popular que cada año se hace a la playa de Duaba”, dijo durante su intervención René González Barrios, presidente del Instituto de Historia del Comité Central del Partido.

Durante la actividad, presidida por Denny Legrá Azahares, primer secretario del Partido en la provincia, y Nancy Acosta Hernández, presidenta de la Asamblea del Poder Popular, a igual instancia, se le entregó a nueve baracoenses el carné que los acredita como militantes de la máxima organización política del país, y a ocho adolescentes el de integrantes de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Además, se reconocieron a los tres estudiantes ganadores del concurso que por la efeméride convocaron la Unión de Historiadores de Cubaen la Primada y la biblioteca municipal Raúl Gómez García, a dos fundadores, en Maraví, del sistema de escuelas del Partido y a su directora en el municipio, así como a Ángel Ramón Pérez Ramos, presidente del Consejo Popular Cayogüín, por el esfuerzo para imbricar a sus pobladores en cada una de las tareas comunitarias.

Tras concluir el acto, Legrá Azahares y Acosta Hernández, acompañados de varios dirigentes locales hicieron un recorrido por algunas de las obras que se acometen en ese municipio guantanamero.

En el secadero de café y cacao de Cane, el primer secretario llamó a trabajar a pie de obra para buscar soluciones a los problemas que pueden aparecer en el proceso constructivo allí, como la falta de acero de tres cuartos y de cinco octavos.

No obstante, comprobó el buen estado de ánimo y mejoría de los salarios de los trabajadores de la Empresa de Desmonte y Construcción de la provincia Granma que laboran en Cane para este año impulsar a un costo de 532 mil pesos, siete objetos de obra que seguirían completando ese secadero que tendrá 72 patios -ya terminados 22- en un área de 33 mil metros cuadrados.

En el resto de los lugares del periplo -la potabilizadora de agua del acueducto por gravedad, la fábrica de conservas y vegetales La Primada, la terminal intermunicipal, el malecón y otras construcciones del plan por el 505 aniversario de la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa- la comitiva intercambió con los trabajadores sobre las principales preocupaciones, y exhortaron a que las obras se terminen con calidad y en el tiempo establecido para cada una, para lo que hace falta organización y buena dirección.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar